Sobre las doce del mediodía, un particular informó a la Ertzaintza de la presencia de cuatro personas en la zona de aparcamiento de Arantzazu, las cuales pedían dinero y firmas para una organización de sordomudos.

Los agentes comprobaron a su llegada que dos mujeres y dos varones, con una carpeta en sus manos se dirigían a los visitantes y les solicitaban su firma y también dinero, haciendo entrega uno de ellos en ese momento de un billete de cinco euros.

Sin embargo, cuando los ertzainas se dirigieron hacia estas personas para solicitarles su documentación, éstas, sin mediar palabra, trataron de huir del lugar. Las dos mujeres arrojaron los papeles con las firmas a una papelera, antes de ser interceptadas junto a sus dos acompañantes.

Los agentes recogieron las hojas, en cuyo encabezamiento se podía leer el nombre de una asociación para discapacitados sordomudos, con la cual los identificados dijeron no tener nada que ver. En un casillero había firmas y anotaciones de dinero que sumaban 70 euros.

Una vez comprobados los hechos y la presunta falsedad de la colecta, la Ertzaintza procedió a la imputación a estas cuatro personas por estafa. Los acusados deberán de comparecer cuando sean citados en el Juzgado de Bergara.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.