El socio director de Mind Value, Javier Fernández, Premio Peter Drucker 2008 a la Innovación en Management (EE.UU.) se mostró hoy "optimista" respecto a la salida de la crisis de España aunque subrayó la necesidad de cambiar el "liderazgo" del país puesto que quien ocupa ahora el Gobierno es "técnicamente insolvente" y las medidas que adopta "colisionan con el sentido común".

Fernández se pronunció así en una rueda de prensa con motivo de la conferencia que impartirá a las 19.45 horas en el hotel Bahía sobre 'Liderazgo para salir de una crisis', con la que el Centro Montañés de Investigación y Desarrollo Empresarial (CEMIDE) clausura su curso número 38.

El catedrático señaló que desde el año 9 de nuestra era se han producido 15 "gravísimas crisis" semejantes a la actual de las que "hemos salido", por lo que de ésta "también" se saldrá. En su opinión, para salir de una crisis hacen falta tres elementos, las circunstancias exógenas, en las que actualmente "empieza a soplar viento favorable"; los elementos endógenos, con un modelo "adecuado" de crecimiento; y el liderazgo.

Respecto a este último, aseguró que en España hace falta alguien con "capacidad técnica y ética para sacar adelante el país de donde nos encontramos, que no es el lugar más adecuado".

En su opinión, el Gobierno ha cometido el "error" de endeudar al país "de manera desproporcionada" y en vez de racionalizar el gasto, seguir gastando. Para Fernández, quien ocupa el Gobierno, independientemente de su signo político, es "técnicamente insolvente" y las medidas técnicas que ha adoptado hasta ahora "chocan con el sentido común".

"Tienen que venir de fuera para pedirnos que ajustemos los gastos a los ingresos, lo que ha dado lugar a medidas traumáticas, pero que son necesarias porque seguimos gastando más de lo posible", señaló.

No obstante, Fernández se mostró optimista porque "hay técnicos europeos que nos están diciendo qué medidas tenemos que tomar para andar correctamente". Sin embargo, lamentó que "tengan que venir de fuera para decirnos cosas que gente de este país llevaba años diciendo; no se trata de política, es una cuestión técnica", subrayó.

En este sentido, insistió en la "falta de preparación técnica" del Gobierno, con medidas que "cambian al día siguiente", con "mentiras". "Parece un partido de guardería", denunció.

El jefe del área de Liderazgo del IEB subrayó que "las empresas tienen derecho a pedir gente preparada, independientemente de su ideología", por lo que, en su opinión, la necesidad de un cambio de liderazgo es "evidente", ya que "quien te ha introducido en la crisis es prácticamente imposible que te saque de ella".

"Necesitamos nuevos resultados y que se hagan las cosas de forma diferente; y eso tiene que hacerlo gente con mayor preparación", afirmó.

Una de las cuestiones que hay que abordar para salir de la crisis es la reforma del mercado laboral, dijo. Al respecto, instó a un "basta ya de paternalismos estatales" con el mercado laboral, que necesita "sentido común y viabilidad económica" que se conseguirán mediante la flexibilización de las medidas, incluido el talento, "si no queremos seguir con un mercado con artrosis". Además, apuntó que en un mercado flexible la recuperación económica se produce "mucho antes".

Sin embargo, aseguró que ni la bajada de los sueldos a los funcionarios, ni la congelación de las pensiones ni la reforma laboral ni financiera son suficientes porque lo que a su juicio es "esencial" es la formación que se imparte en colegios y universidades, que actualmente "está fallando". "Necesitamos que éste sea un país de emprendedores", defendió, y en este sentido consideró que España "está enferma" porque muchos estudiantes tienen como aspiración ser funcionarios. "Los funcionarios son la columna vertebral pero el país necesita cabeza, brazos, piernas, etcétera", denunció.

El respeto, manifestó que el cambio el modelo productivo ha de ser "imparable" y lamentó que mientras muchos grupos empresariales están apostando por la I+D, "les falta apoyo de las administraciones públicas".

En este sentido, consideró que las administraciones, "en vez de dedicar dinero a hacer aceras, como con el Plan E, debería haberlo dedicado a invertir en I+D, cuando resulta que es uno de los capítulos que se han paralizado".

"No me digan si el gobierno es de derechas o de izquierdas, pero no sabe a dónde lleva a este país", subrayó el autor del libro 'Preparar la postcrisis. Enseñanzas de la Grecia Clásica'.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.