El cadáver, según confirmaron a Europa Press fuentes de la Guardia Civil de Almonacid de Zorita, que participaron en las labores de rescate, fue sacado del embalse alrededor de las 12 de la noche y se encuentra en el Tanatorio de Guadalajara a la espera de la autopsia que determine oficialmente las causas de la muerte.

El joven se encontraba en el pantano junto a un grupo de amigos y desapareció sobre las 18.00 horas, cuando nadaba a unos 20 metros de la orilla. Al darse cuenta de su desaparición sus compañeros comenzaron los intentos de rescate pero de manera infructuosa.

Los acompañantes dieron aviso al teléfono de emergencias 112 que inició las labores de rescate movilizando a miembros de la Guardia Civil, integrantes de agrupaciones de Protección Civil de la zona, bomberos de Azuqueca de Henares y el Grupo Especial de Actividades de la Guardia Civil de Cuenca que, al final, consiguieron cerca de seis horas después de la desaparición, recuperar el cuerpo del joven.