Trasplantes
Un grupo de cirujanos realiza un trasplante de riñón. ARCHIVO

La figura del buen samaritano, que consiste en donar de forma altruista un riñón en vida y siempre desde la más estricta confidencialidad, empieza a dar sus primeros pasos en España. La Organización Nacional de Trasplantes (ONT) tiene dos candidatos firmes para estrenar esta modalidad de donaciones en vida, que adelantó 20 minutos el 11 de febrero y que fue aprobada por el Ministerio de Sanidad al mes siguiente.

Las pruebas físicas suelen durar entre dos y tres mesesLos donantes ya han pasado las pruebas psicológicas y están a punto de completar las físicas, explicaron a este diario fuentes de Sanidad. Esta última fase, donde se determina que el paciente no tiene ningún problema de salud incompatible con la donación, comenzó hace dos meses.

"Las pruebas físicas suelen durar entre dos y tres meses, aunque no podemos revelar cuándo se va a llevar acabo la intervención, porque la ley exige estricta confidencialidad", explicaron desde la ONT. Pese a todo, y teniendo en cuenta los plazos, Sanidad considera que podría realizarse en junio. Eso sí, antes un juez tendrá que dar el visto bueno a la donación.

Cuatro han dado el paso

La figura del buen samaritano surgió porque unas diez personas del país quisieron donar un riñón y no pudieron porque la legislación vigente impide donar si no se tiene una relación de parentesco con el receptor, entre otros requisitos.

La ley exige ser mayor de edad, demostrar que entre el donante y el receptor hay una relación familiar o de pareja, un estudio médico y psicológico y, finalmente, una autorización judicial. Todo para evitar el tráfico ilegal de órganos.

Desde que entró en vigor esta figura, que permite donar sin parentesco, cuatro españoles se han ofrecido y dos de ellos han conseguido completar las pruebas.

Europa copia el sistema a España

El Gobierno italiano aprobó el martes pasado la figura del buen samaritano en el país. Allí también tendrá que realizarse de forma altruista y bajo la más estricta confidencialidad.

Por otro lado, la UE aprobó la semana pasada acogerse al modelo español de trasplantes. Según los primeros cálculos, así se podrían salvar 20.000 vidas al año. En la UE se hacen unos 40.000 trasplantes anuales. Sin embargo, todavía hay 56.000 personas a la espera de un órgano, y se calcula que cada día mueren unas 15 por falta de ellos.