Con motivo del Día Mundial sin Tabaco, que desde 1988 se celebra el 31 de mayo, los voluntarios de las mesas tratarán de informar a los ciudadanos de los efectos nocivos para la salud de este hábito, a la vez que se medirá a los fumadores los niveles de monóxido de carbono en el aire espirado.

Se realizarán actividades dirigidas a fumadores a través de las cuales se medirán los niveles de monóxido de carbono en pulmones, reparto de información y recursos para dejar de fumar.

Además, este año como novedad se distribuirán bolsas reutilizables y se intercambiarán cigarros por fruta y agua.

Asimismo, se facilitará a la población en general información y se les invitará a que dejen mensajes saludables en los paneles informativos.

Consulta aquí más noticias de Salamanca.