Lince ibérico
La mayoría de los linces mueren atropellados. Foto: Jorge Sierra (www.wwf.es) Archivo

El animal, que al parecer murió atropellado, fue hallado en el kilómetro 57,3 de la autovía A-49, que une Sevilla con Huelva.

El cadáver del lince ha sido trasladado al Centro de Análisis y Diagnósticos (CAD) de San Jerónimo, en Sevilla, para la realización de la correspondiente necropsia y el esclarecimiento de las causas de su muerte.

Según los últimos cálculos, en Doñana puede haber medio centenar de linces ibéricos, una especie en peligro de extinción, y en Sierra Morena unos 150.