Data de la segunda mitad del siglo ii. La cabeza de un sátiro romano elaborada en mármol procedente de Grecia ha sido encontrada en la villa romana de la Estación de Antequera. El hallazgo se produjo por casualidad cuando un joven paseaba por los alrededores de la villa y le llamó la atención su blancura. Tiene diez centímetros de altura y seis de ancho. Representa a una figura de la mitología griega.