Barreda asegura que el nuevo Parador de Molina (Guadalajara) será centro de atracción y valor añadido para la comarca

Mesquida resalta que el nombre de este pueblo entrará en un mapa turístico de primer nivel
Barreda
Barreda
JCCM/EP

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, resaltó hoy la importancia de construir un parador en Molina de Aragón (Guadalajara), pues servirá de centro de atracción y dará un importante valor añadido no sólo a la localidad, sino a toda la comarca.

Barreda estuvo hoy en la Iglesia Santa María del Conde de Molina de Aragón para asistir a la presentación de la maqueta de futuro Parador Nacional de Turismo, un centro de nueva edificación situado frente al castillo molinés, en la zona conocida como 'Piedras de Santa Librada'.

"Cuando esa maqueta sea una realidad se potenciarán las posibilidades del turismo gracias a un edificio que será además, desde el punto de vista artístico, un centro de atracción para Molina porque a la gente le gusta disfrutar también de la buena arquitectura, no sólo la de hace cinco siglos, sino también la del siglo XXI, y este será un buen ejemplo de ello", señaló el presidente, que felicitó al arquitecto responsable del proyecto, Andrés Perea, que, en su opinión, ha sabido interpretar a la perfección el diálogo permanente que ha de mantener el edificio con su entorno.

Para el presidente, Perea es uno de los mejores arquitectos de España, y su trabajo conseguirá dar un importante valor añadido a una zona que, dijo, ya por sí misma tiene mucho que ofrecer. En este sentido recordó la importancia que para Castilla-La Mancha tiene el turismo relacionado con la cultura, el patrimonio artístico, y el patrimonio natural, y consideró "fundamental" poner en valor determinados paisajes como los que ofrecen Molina de Aragón y la zona del Alto Tajo.

Barreda recordó que el turismo representa ya el 10 por ciento del Producto Interior Bruto de la Región, e insistió en aprovechar al máximo todas las posibilidades que ofrece esta "industria limpia" que, además de no contaminar y no estropear los espacios donde se produce el fenómeno turístico, no se puede deslocalizar.

"Ésa es la estrategia que seguimos en Castilla-La Mancha, apostar por el turismo de interior, el turismo cultural, y también por el de negocios", señaló el presidente, que aplaudió el hecho de que el futuro Parador Nacional de Molina disponga de salas de convenciones que potencien este tipo de turismo, cada vez más frecuente en la Comunidad Autónoma.

Según el presidente, Molina recibirá la visita de muchos más viajeros cuando esté construido un parador que generará entre 65 y 70 puestos de trabajo directos, además de unos 150 indirectos. Todo eso sin contar el movimiento que genere en su entorno más inmediato y relacionado con sectores como la hostelería o la restauración.

"sacar la cabeza"

Barreda trasladó así su gran satisfacción al poder asistir hoy al "nacimiento" de un proyecto que, dijo, "ya ha logrado lo más difícil, sacar la cabeza, así que el resto va detrás, y con la complicidad de todos, y por supuesto la del Gobierno regional, tenemos que lograr que vea la luz lo antes posible", apuntó.

El presidente insistió en que el proyecto empieza a ser una espléndida realidad y, añadió, el proceso de construcción del parador de Molina "es ya irreversible". En este sentido recordó que el parador ha sido un anhelo de Molina desde hace ya muchos años y aplaudió el hecho de que por fin vaya a poder materializarse un proyecto que "donde se ubica, paralelamente la zona conoce una revitalización importante".

Por su parte, el secretario de Estado de Turismo, Joan Mesquida, reconoció que "aún queda camino por recorrer", aunque, insistió, "seguro que con el entusiasmo y el trabajo de todas las personas que hoy dirigen los designios del turismo en la región el proyecto llegará a buen puerto y Molina se sumará al elenco de ciudades privilegiadas que tienen parador, pues es un potenciador turístico, y un dinamizador económico importante"

Mesquida consideró que, de esta forma, el nombre de Molina entrará en un mapa turístico de primer nivel, al tiempo que aseguró que sólo siguiendo el camino de la colaboración y el acuerdo, y con el empuje de todos, "el parador de Molina será un orgullo para la comarca, para Castilla-La Mancha y para toda España".

Finalmente, el alcalde de Molina de Aragón, David Pascual, señaló que la construcción del Parador significará "un antes y un después en nuestra ciudad no sólo por la creación de empleo, sino porque será un importante factor revulsivo de impulso turístico que colocará a la comarca en el lugar que se merece".CARACTERÍSTICAS

El futuro parador de Molina de Aragón (Guadalajara) ocupará una superficie de 21.000 metros cuadrados y tendrá 80 habitaciones dobles, varias de ellas suites, cafetería, comedor principal y de desayunos; salones de convenciones y de banquetes; salones sociales; spa con piscina cubierta incluida; aparcamiento cubierto y jardines.

Con este proyecto se prevé la creación de 65 puestos de trabajo directos y 150 inducidos, y aportará un necesario aumento de la oferta de alojamientos turísticos de calidad en un municipio que tan sólo cuenta con un hotel calificado con una estrella.

Además el Gobierno de Castilla-La Mancha apuesta con este proyecto a través de la formación de sus trabajadores. Así el futuro Centro de Formación de Hostelería y Turismo de Molina será centro colaborador del Sepecam.

El presidente de Castilla-La Mancha anunció el firme compromiso de llevar a cabo esta importante infraestructura para la comarca molinesa en abril de 2006. Tras numerosas vicisitudes el 17 de diciembre de 2009 se firmó el contrato con la UTE Euroestudios, SA y Andrés Perea Ortega, ganadora del Concurso, para la elaboración de los proyectos básico y de ejecución, así como dirección de las obras del Parador de Turismo de Molina de Aragón.

Según los autores del proyecto su principal objetivo ha sido integrar el parador de nueva planta en el territorio. Entre el castillo y el parador se produce una dialéctica compleja en la que tanto las cualidades arquitectónicas y paisajísticas como las históricas incrementan el imaginario ciudadano y la memoria colectiva. Eludir esta realidad es dar la espalda a la historia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento