Sexo en Nueva York 2
Cartel de la nueva entrega de Sexo en Nueva York. ARCHIVO

La segunda parte de Sexo en Nueva York llega a las salas de cine estadounidenses con sus protagonistas envueltas de nuevo en glamour y trajes caros, pero acompañadas esta vez de las malas críticas que la prensa les dedica sin piedad.

Sarah Jessica Parker, Kim Cattrall, Cynthia Nixon y Kristin Davis, las intérpretes de la exitosa serie de HBO que triunfó durante años en todo el mundo, se enfrentan desde al desafío de seducir al público estadounidense después de haber perdido el favor de una crítica que, en conjunto, tilda la nueva cinta de aburrida y absurda.

Esta Sexo en Nueva York realmente apesta""Esta Sexo en Nueva York realmente apesta", es el título que saca el New York Post en el espacio que dedica a las nuevas aventuras de Carrie (Parker), Charlotte (Davis), Miranda (Nixon) y Samantha (Cattrall), una cinta que por el momento, según el rotativo, cuenta tan sólo con la aprobación del 9% de los críticos de Estados Unidos.

Ese titular se suma a otros duros textos que se les ha dedicado desde las páginas, por ejemplo, del New York Times, donde su crítico aseguró que "la película nunca parece acabar" y que el público se sorprenderá al comprobar "cómo se siente de viejo cuando por fin termina todo".

Escrita y dirigida por Michael Patrick King, la nueva entrega de las aventuras de Carrie y sus amigas, muestra a las protagonistas centradas en sus preocupaciones laborales o familiares, de las que consiguen escapar gracias a un viaje que realizan juntas a Abu Dabi, donde les esperan múltiples sorpresas, rodeadas de megalujo.

La película nunca parece acabar" El argumento y la manera en que King ha montado la historia no ha convencido a la prensa que en su mayoría, como comentaba el crítico de la cadena de televisión MTV, considera que "no está bien concebida a ningún nivel".

"La fiesta se acabó", señala el entendido de la MTV, quien considera que Sexo en Nueva York 2 es un "lío horrendo y una puñalada en pleno corazón a la magnífica serie de televisión que estuvo en antena entre 1998 y 2004".

Se prevé igualmente que la cinta recaude 80 millones de dólares (64 millones de euros) durante su primer fin de semana en los cines de Estados Unidos. Cifra que, de confirmarse, corroboraría que el nutrido público que siguió la serie y en 2008 acudió a ver su primera versión cinematográfica siente aún un amor incondicional por Carrie y sus amigas.