El Ayuntamiento de Málaga y la Junta de Andalucía están trabajando de forma conjunta para que el proyecto de hotel —diseñado por el estudio del prestigioso arquitecto Rafael Moneo— y oficinas planteado para la zona de Hoyo de Esparteros "pueda ver la luz", tras ocho años pendiente. Según señaló el concejal de Urbanismo, Manuel Díaz, esta actuación permitirá "revitalizar" el margen izquierdo del río Guadalmedina.

Durante el pleno municipal de hoy y a raíz de una moción urgente de IU contra el proyecto para construir este hotel, oficinas y un aparcamiento subterráneo en la zona de Hoyo de Esparteros por "razones de legalidad y porque sería un despropósito contra la historia de la ciudad", según su portavoz, Pedro Moreno Brenes, el edil de Urbanismo defendió que este espacio "necesita cambiar su imagen".

"Es una zona importante como periferia del centro histórico", subrayó el concejal del PP, por lo que "un edificio con el sello de un arquitecto internacional mejoraría su dinamismo". Además, hizo hincapié en que el uso hotelero y de oficinas "generaría muchos puestos de trabajo".

El problema de este proyecto es que duplica en altura lo permitido por la normativa urbanística del centro histórico —10 plantas frente a las cinco establecidas—, lo que, de hecho, provocó el rechazo en dos ocasiones por parte de la Consejería de Cultura. Sin embargo, ésta última y el Ayuntamiento decidieron trabajar juntos contemplando como solución modificar la norma en toda la fachada oriental del Guadalmedina, lo que permitiría dar cabida al diseño de Moneo y serviría como anticipo de los criterios sobre la altura para una posterior modificación del Pepri.

Ante esta situación, representantes de la Gerencia Municipal de Urbanismo y de la Delegación Provincial de Cultura "están trabajando conjuntamente", llevando a cabo reuniones políticas y técnicas, con el objetivo, "no de saltarnos la ley —aclaró Díaz—, sino de estudiar los criterios del Pepri Centro para todo el lateral oriental".

Según manifestó el concejal, quien aseguró que cualquier decisión que se adopte contará con el consenso de ambas administraciones, el Ayuntamiento ha elaborado ya un estudio de todas las alturas y las cornisas y fachadas del margen izquierdo del río, desde calle Carretería hasta el Centro de Arte Contemporáneo (CAC) Málaga, de manera que "se pueda posibilitar que el edificio de Moneo vea la luz".

Por su parte, el portavoz municipal de IU advirtió de que la construcción de un hotel, oficinas y un aparcamiento en esta zona implica la demolición del edificio donde estaba la pensión La Mundial, "atribuido al arquitecto del Teatro Cervantes, Jerónimo Cuervo, y ejemplo de los característicos y bellos chaflanes malagueños". De hecho, en la moción, que contó con los votos en contra del equipo de gobierno y la abstención del PSOE, se pedía al Gobierno andaluz y al Ayuntamiento la rehabilitación de este inmueble.

Afirmó también que el edificio proyectado supondría, además de una "vulneración" del planeamiento vigente, "un impacto visual negativo en buena parte del centro y en edificios de su entorno protegidos como el mercado de Atarazanas". Asimismo, conllevaría la desaparición de la actual plaza triangular, "reflejo de una importante página de nuestra historia", precisó.

Por todo ello, Moreno Brenes se preguntó "si construir en esta zona un hotel de 10 plantas, que podría estar en cualquier otro sitio de la ciudad, es mejor que mantener un edificio que siempre ha estado ahí y que tiene una singularidad histórica". "No cumplen la legalidad, cogen la ley como si fuera un chicle y, además, atentan contra nuestra identidad", lamentó.PROTECCIÓN

Al respecto, el edil de Urbanismo explicó que la parte más valiosa del edificio de La Mundial, al contar con protección arquitectónica de grado II, corresponde a los cierres y la carpintería metálica, motivo por el cual se trasladarán al nuevo inmueble, que se levantará al fondo de la plaza del Hoyo de Esparteros. De hecho, comentó que se plantea "una reproducción exacta" de la pensión.

Por último, el portavoz del PSOE, Rafael Fuentes, aunque coincidió con el PP en lo positivo que sería para esta zona de la ciudad contar con un edificio diseñado por un arquitecto de prestigio como Moneo, hizo hincapié en que "todo el mundo tiene que cumplir la norma". "No puede ser que la mayoría del PP quiera implantar un hotel que está en contra de lo que dice el Pepri Centro", aseveró.

"Quien tiene dinero puede saltarse la ley, esa es una norma básica del equipo de gobierno del Partido Popular", denunció el concejal socialista, quien demandó, por tanto, que "se cumplan las normas urbanísticas establecidas".

Consulta aquí más noticias de Málaga.