Desde el pasado domingo se encuentra ingresado en estado de muerte cerebral en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). La mujer llevó al niño con síntomas de asfixia y se marchó poco después. Los sanitarios se percataron de que esta asfixia no era natural, por lo que dieron aviso a las autoridades. La madre contaba con antecedentes por malos tratos, por lo que la custodia del menor la tenían los abuelos del pequeño.