El Ministerio de Cultura ha iniciado el periodo de consultas para modificar la Ley del Cine, unos cambios que incluyen la rebaja en un 50% del máximo de ayudas a las que podrán optar las películas en función de la taquilla que consigan. Antes, una película podría llegar a conseguir un máximo de 2 millones de euros y ahora será de 1,5 millones

El texto modificado contempla que el tope máximo de ayudas por ese concepto baje de 800.000 a 400.000 euros, lo que afectaría a las películas "supertaquilleras", según explicó el director general del Instituto de Cinematografía y Artes Audiovisuales (ICAA), Ignasi Guardans.

Explicó que de forma global, una película con el sistema anterior podría llegar a conseguir un máximo de 2 millones de euros, mientras que ahora será de 1,5 millones. En cualquier caso, se mantiene que las ayudas que reciba una película nunca podrán superar el 50% de su coste.

Otro cambio en el texto, obligado por la Comisión Europea, contempla la concesión de un nuevo certificado de obra cultural. Un certificado que deberán pedir las películas que vayan a obtener ayudas automáticas, es decir, las que se conceden sin tener en cuenta su contenido.

Éste no se exigirá a las películas que sí opten a ayudas en función de su contenido, que son las coproducciones internacionales y los filmes que puedan recibir ayudas sobre proyecto.

Fechas y plazos

Estas modificaciones están en este momento en consultas con el sector, pero la intención de Cultura es que se aprueben "en unas semanas". La intención de Cultura es que las modificaciones se aprueben "en unas semanas"

Respecto a las fechas de aplicación, aunque se mantiene el 1 de octubre como fecha general para que empiece a aplicarse el sistema de ayudas, los productores que quieran podrán acogerse al nuevo texto a partir del 1 de julio.

La rebaja en las subvenciones es "absolutamente asumible" por la industria cinematográfica, consideró el presidente de la Federación de Productores Audiovisuales (FAPAE), Pedro Pérez, quien coincidió con Guardans en que el recorte afectará sólo a las películas más taquilleras.

"El mundo del cine y de la producción no puede estar al margen de la situación económica y es lógico que tenga que apretarse el cinturón, como está sucediendo en otros sectores, señaló Pérez.