Previsiones de la OCDE.
El secretario general de la OCDE, José Ángel Gurría. Lucas Dolega / EFE

Los signos de recuperación económica son más favorables que a finales de 2009, aunque Europa se queda en el furgón de cola de la OCDE por la desconfianza sobre sus finanzas públicas y porque no aprovecha, como EEUU y Japón, el tirón de los países emergentes. En ese marco, y según estas previsiones, España caerá un 0,2% este año y subirá sólo un 0,9% en el siguiente ejercicio.

Los riesgos sobre la recuperación global son ahora más elevadosEste es el diagnóstico de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que en su informe semestral de perspectivas publicado este miércoles advierte de que los riesgos que pesan sobre la recuperación global son ahora más elevados que en noviembre, debido a la magnitud de los flujos de capitales en los mercados emergentes y a la inestabilidad de los mercados de deuda.

Según ese pronóstico, la OCDE aumentará su Producto Interior Bruto (PIB) un 2,7% este año, ocho décimas más de lo augurado en noviembre, y en 2011 la progresión será del 2,8%, en un contexto de expansión mundial del 4,75% durante este ejercicio y el próximo.

Previsiones para España

La organización calcula que el PIB de España caerá el 0,2% este año, mientras que en 2011 tendrá un crecimiento del 0,9%.

España se queda por debajo de la medio la zona euroEl retroceso de 2010 es una décima menos que el que la propia OCDE había calculado en noviembre.

Las cifras de España se quedan por debajo de las del conjunto de la zona euro revisadas al alza por la OCDE que ha dejado el aumento esperado del PIB en el 1,2% para 2010 y en el 1,8% en 2011.