Sabina saluda al público de Gijón
Sabina saluda al público de Gijón Efe

No puedo seguir graznando

Sabina comunicó esta tarde su intención de cancelar los recitales por problemas de salud después de que el jueves cancelara el concierto que estaba ofreciendo en el coliseo gijonés debido a las
malas condiciones en que se encontraba su voz tras interpretar cinco temas en los que lamentó que más que cantar estuviera "graznando".

Cuando interpretaba Pájaros de Portugal, el primer sencillo de su último disco, el cantante optó por interrumpir la actuación dadas las malas condiciones de su voz y confesó a sus seguidores que, por primera vez desde que arrancó la gira Ultramarina el pasado 17 de noviembre en Valladolid, la noche anterior había sido "malo".

El viernes, el Teatro Jovellanos difundió un comunicado con unos versos de Sabina en los que, bajo el título de Gatillazo gijonés, lamentaba la suspensión de la actuación que estaba ofreciendo ante unos mil espectadores que llenaban la sala y que, a pesar de la suspensión, respondieron con aplausos a su salida del escenario.

Mañana será otro día, volveré a ser fantoche de calle Melancolía

"Mañana será otro día/volveré a ser el fantoche/de calle melancolía", concluían los versos del cantante, que aseguró a sus seguidores que se trataba de la primera ocasión en su carrera profesional en la que suspendía una actuación una vez iniciada.

Devolución del dinero

Por su parte, el Teatro Jovellanos ha anunciado que devolverá a partir del próximo lunes y durante una semana el importe de las localidades en las taquillas del recinto gijonés o bien enviando las entradas mediante correo certificado durante el mismo periodo.

Gijón era, junto a Barcelona y Madrid, la única ciudad española en la que Sabina iba a ofrecer tres conciertos dentro de su gira "Ultramarina", en la que presenta su último disco "Alivio de luto".

La puesta a la venta de las localidades el pasado día 24 de noviembre, inicialmente para dos conciertos, provocó largas colas y hasta protestas callejeras al agotarse en pocas horas debido a la venta simultánea en taquilla y a través de los cajeros de una entidad de ahorro asturiana.