La Policía ha detenido en las provincias de Badajoz, Valencia y Sevilla a los 15 miembros de una red, en su mayoría españoles, que se dedicaban al tráfico ilícito de hachís y de vehículos, informó el viernes la Dirección General de la Policía.

El grupo, cuyo centro de operaciones estaba en Badajoz pero contaba con ramificaciones en diversos municipios de Valencia y Sevilla, introducía el hachís en lanchas a través de varias playas de Huelva.

En la operación, bautizada 'Santo Cartones', la Policía se ha incautado de 1.500 kilogramos de hachís y de 21 vehículos de gama alta.

Además, ha intervenido una embarcación, una autocaravana, 25.000 euros en efectivo, joyas, dos sistemas GPS portátiles y con visor nocturno, equipos informáticos y varias pistolas y revólveres, así como un rifle, entre otros objetos.

Las investigaciones de la Policía en torno a este grupo comenzaron a finales del pasado mes de mayo, cuando los agentes descubrieron en la ciudad de Badajoz varios automóviles de gama alta que habían sido robados en Madrid.

En la operación han participado agentes de la Dirección General de la Policía adscritos a la UDYCO Central, de la Comisaría General de Policía Judicial, y la Jefatura Superior de Policía de Badajoz, con la colaboración de las Brigadas Provinciales de Policía Judicial de Sevilla y Valencia y la Comisaría local de Mislata.