Automovilistas y motoristas de la provincia de Barcelona, sobre todo, empresas con vehículos a su cargo, utilizan dos «paraísos fiscales» para dar de alta su vehículo y así pagar menos impuestos, según reveló ayer Automovilistas Europeos Asociados (AEA).

Se trata de Aguilar de Segarra, donde viven 224 personas y hay censados 15.073 coches (67,2 por habitante) y Rajadell (tiene 405 vecinos y 12.575 coches, es decir, 31 vehículos por habitante).

Los barceloneses, que son los que pagan más impuestos locales por tener coche, utilizarían estos dos municipios para tener menos cargas (son ocho veces más baratos).
En Barcelona ciudad se paga un 20% más en impuestos que en Madrid; un 30% más que en Valencia y un 25% más, por ejemplo, que en Tenerife, según la AEA.

Cambio de municipio
La alta fiscalidad de Barcelona «ha motivado», afirma la AEA, que los automovilistas «cambien su lugar de empadronamiento» para matricular el coche en otro municipio.

Aguilar de Segarra y Rajadell son los dos principales «paraísos fiscales», seguidos de Orxeta y Relleu (Alicante).

 

5 preguntas sobre......cómo pagar menos

1 ¿Hasta qué punto Barcelona es la más cara? Hasta un 300% si se compara con Melilla. Los barceloneses pagan un impuesto sobre vehículos de entre 25,24 y 224 euros, dependiendo del coche, y de 8,83 a 121,16 euros, según la motocicleta.

2 ¿Cuánto se paga en los dos paraísos fiscales? Tanto en Aguilar de Segarra como en Rajadell se paga de 3,16 a 28 euros para los coches y de 1,11 a 15,15 euros para las motos. La ley permite a cada ayuntamiento fijar su tarifa dentro de unos márgenes.

3 ¿Qué otras ciudades son caras? Girona, Lleida y Tarragona están en la lista.

4 ¿Quién se aprovecha más de los paraísos fiscales? En España, cinco municipios de menos de 10.000 habitantes matriculan el 20% de los coches de empresa.

5 ¿Cuánto ingresan los ayuntamientos en Catalunya? 257 millones de euros al año.