En declaraciones a los periodistas, Herranz, que fue recibido hoy por el obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, calificó de "delicada" la situación originada después de que el Banco de España haya intervenido la caja de ahorros cordobesa y reconoció que "es un problema, non sólo para la diócesis de Córdoba, sino también para la autonomía".

Al respecto, señaló que "nos queda rezar y pedir al Señor que la situación se resuelva bien y lo antes posible". Mientras tanto, CajaSur sigue operando con "absoluta normalidad", tras la intervención este fin de semana del Banco de España ante los problemas de viabilidad que presentaba la entidad y la imposibilidad de culminar el acuerdo de integración con Unicaja.

"En estos momentos, CajaSur sigue operando con absoluta normalidad, desenvolviéndose las relaciones comerciales entre CajaSur y sus clientes en parámetros asimismo normales", subrayó la caja andaluza en un comunicado remitido hoy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y recogido por Europa Press.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.