BP acepta pagar una indemnización de 75 millones de dólares por el vertido del Golfo

Científicos estadounidenses siguen trabajando en el Golfo de México.
Científicos estadounidenses siguen trabajando en el Golfo de México.
CHRISTOPHER BERKEY / EFE

British Petroleum (BP) ha aceptado pagar una indemnización de 75 millones de dólares por el vertido que provocó la explosión y posterior hundimiento hace un mes de una plataforma operada por la petrolera en el Golfo de México.

El secretario del Interior de EE UU, Ken Salazar, hizo el anuncio este domingo en una rueda de prensa tras reunirse con los directivos de la compañía en la sede central de BP en Estados Unidos en Houston.

"Les hemos pedido 75 millones de dólares y han aceptado, les hemos pedido transparencia para que muestren en su pagina web un vídeo en directo sobre el vertido y han aceptado", dijo Salazar, quien advirtió que seguirán de cerca todas sus acciones. "Si vemos que no están haciendo lo que se supone deben hacer, les vamos a presionar para que lo hagan de manera apropiada", dijo Salazar.

De acuerdo con la Ley de Contaminación Petrolera promulgada en 1990 tras el derrame causado por el buque Exxon Valdez en Alaska un año antes, 75 millones de dólares es lo máximo que podía pagar BP como indemnización, aunque algunos legisladores sugirieron que, dada la magnitud del vertido el monto fuera mayor.

Presiones de Obama

El presidente estadounidense, Barack Obama, anunció este sábado la creación de una comisión de investigación para investigar el vertido de petróleo en el Golfo de México y evitar futuras catástrofes mientras la marea negra y la frustración avanza.

En su discurso de todos los sábado Obama reiteró que su Gobierno "hará rendir cuentas" por el desastre a British Petroleum (BP) a las otras empresas envueltas en las operaciones de la plataforma -Hailliburton y Transocean Ltd- para que paren el vertido, reparen el daño ocasionado e indemnicen a las personas que han sufrido perjuicios.

Obama señaló en su mensaje que "la relación demasiado amistosa" entre las compañías energéticas y las agencias que las regulan ha sido motivo de inquietud desde hace tiempo.

El ex senador demócrata Bob Graham encabezará esta comisión que será presidida también por William Reilly, quien fue director de la Agencia de Protección Ambiental (EPA) con una administración republicana, y que junto con otros 5 miembros que nombrará Obama la próxima semana -entre los que habrá científicos e ingenieros- tendrán que preparar un informe en seis meses.

Su primer objetivo será descubrir la causa del vertido, iniciado cuando una explosión destruyó una plataforma petrolera de BP el pasado 20 de abril. Además, presentará una serie de opciones para aumentar la seguridad y la protección ambiental en las explotaciones marítimas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento