Saludando a sus seguidores y aparentemente recuperado de la fuerte gripe que le llevó al hospital hace una semana, Michael Jackson volvió a pisar ayer el tribunal de Santa María (California), donde se le juzga por pederastia. La causa se reinició con el proceso de selección del jurado, en total 20 personas –12 titulares y 8 suplentes–, que decidirán la suerte del que durante años ha sido considerado rey del pop.