ARCA alega contra el Catálogo de edificaciones en suelo rústico por su afección a espacios protegidos

Critica que el documento sólo busca "la especulación urbanística y el clientelismo político"

La asociación ecologista ARCA ha presentado alegaciones contra la aprobación inicial del Catálogo municipal de edificaciones en suelo rústico de Valdáliga porque, según dice, "afecta de forma importante" a espacios protegidos como el Parque Natural de Oyambre, el LIC Sierra del Escudo de Cabuérniga y también al Plan de Ordenación del Litoral (POL).

Además, la asociación cree que el documento "va dirigido exclusivamente a la especulación urbanística y el clientelismo político".

En un comunicado, la asociación aseguró que el Catálogo de edificaciones de Valdáliga incluye "más de un centenar de cuadras, cabañas e invernales, que en su práctica totalidad se encuentran dispersas y alejadas de los núcleos rurales, carecen de saneamientos, suministro eléctrico y agua, y tienen accesos de tierra".

Por tanto, ARCA advierte de que su transformación en viviendas "supone una forma de urbanizar insostenible y radicalmente contraria a todas las directrices europeas en materia urbanística y territorial".

A su juicio, "si se extiende esta brutal forma de ocupar el territorio, que viene impulsada por el consejero de Obras Públicas, Ordenación del Territorio, Vivienda y Urbanismo, José María Mazón, se podrían construir cerca de 10.000 viviendas diseminadas por espacios de alto valor ambiental y agrológico".

Para ARCA, este caso de Valdáliga es "un claro ejemplo de que la continuidad de Mazón al frente del urbanismo de Cantabria supone también la continuidad de la vieja política del ladrillazo y la especulación urbanística, todo ello a pesar de la conciencia general de que este irracional modelo de desarrollo es una de las causas más importantes de la crisis que padece España".

La asociación recordó que el consejero impulsó el pasado año una modificación de la Ley del Suelo para permitir el cambio a usos residenciales de cuadras y cabañas aisladas en suelo rústico, con el objetivo de desbloquear el crecimiento de los pequeños núcleos rurales del interior de Cantabria que no contaban con planeamiento urbanístico y que sólo disponían de Delimitaciones de Suelo Urbano.

Sin embargo, "frente a esta falsa cantinela" ARCA cree que los cambios en la Ley del Suelo "iban dirigidos a aumentar las competencias de los alcaldes para extender la especulación urbanística a los suelos rústicos de toda Cantabria y para recortar las directrices del POL por la puerta de atrás y sin el menor debate social".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento