Empresarios de playas esperan con "incertidumbre" la transferencia del litoral y un verano "marcado por crisis"

La Dirección de Costas ha derribado en el último año un total de cinco chiringuitos por no adaptarse a la ley En la región hay unos 900 chiringuitos que dan empleo a 40.000 trabajadores y facturan en torno a 500 millones de euros anuales
Establecimiento En Primera Línea De Playa
Establecimiento En Primera Línea De Playa
EP/RVEDIPRESS

La Dirección de Costas ha derribado en el último año un total de cinco chiringuitos por no adaptarse a la leyEn la región hay unos 900 chiringuitos que dan empleo a 40.000 trabajadores y facturan en torno a 500 millones de euros anuales

Los empresarios de los chiringuitos de las playas andaluzas esperan con "incertidumbre" la transferencia de las competencias sobre el litoral del Gobierno central a la Comunidad Autónoma de Andalucía, después de un año en el que "se ha perdido la ilusión", y a ello se unen las previsiones del sector que augura una campaña veraniega "marcada por la crisis".

Ante esta situación, los propietarios de las instalaciones costeras pidieron que se encargue "ya" de las competencias la Junta de Andalucía "al ser más sensible con este tema", porque, a su juicio, "la situación no se puede entender desde el Paseo de Infanta Isabel en Madrid" —sede del Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino (MARM)—.

Al respecto, el presidente de la Federación Andaluza de Empresarios de Playas (Faeplayas), Norberto del Castillo, recordó a Europa Press que el acuerdo se tendría que haber llevado a cabo durante el primer trimestre de 2010 y "no creo que sea ni en este año, porque la Administración central se caracteriza por no tomar muchas decisiones".

Asimismo, reprochó que se anunciara una mesa de negociación con el MARM, la Junta de Andalucía, la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) y los empresarios, y "se ha quedado muerta para no reunirse más", lamentó Del Castillo, quien afirmó que "los empresarios están desesperados".

A las críticas de los empresarios se suman las reclamaciones de los partidos de la oposición en la Cámara andaluza, que en el caso del PP-A, va a llevar una proposición no de Ley al Parlamento para la protección de los chiringuitos, frente a los "incumplimientos" del PSOE, que hace un año anunció el traspaso de las competencias.

Por su parte, el portavoz de Turismo de IU y presidente de la Comisión de Turismo del Parlamento de Andalucía, José Antonio Castro, solicitó a los gobiernos central y autonómico "celeridad" en el traspaso, porque tras casi un año del inicio de las conversaciones "no se ha avanzado nada".

Y es que en junio de 2009, el presidente regional, José Antonio Griñán, pidió a su homólogo en el Ejecutivo central, José Luis Rodríguez Zapatero, la cesión de las competencias en materia de ocupación de dominio público marítimo-terrestre, en virtud del artículo 56 y 58 del Estatuto de Autonomía. Además, el traspaso cuenta a su favor con el caso de Cataluña, el único precedente en asumir este tipo de competencias.

A la espera de realizar la cesión, Del Castillo explicó "el rosario" de los empresarios que han pasado de ser dependientes del Ministerio de Marina al de Obras Públicas, y en estos momentos dependen del MARM, que "con todos los respetos, el departamento de Medio Ambiente no es el más adecuado para gestionar una materia empresarial", argumentó.

Adaptación a la ley

En la actualidad, los chiringuitos se encuentran también inmersos en el trámite de concesiones de apertura y en la adaptación a la Ley de Costas de 1988, después de que el año pasado surgiera la polémica alrededor de la retirada de dichos establecimientos del dominio público, así como que no ocuparan mayor superficie que la establecida en la ley, de unos 150 metros cuadrados —cien de estructura interior y 50 de terraza— y deben mantener una separación mínima de 200 metros de distancia, tanto si se encuentran en dominio público como si están en zonas cercanas que también se deben proteger.

Respecto a las concesiones tramitadas, el secretario general del Mar, Juan Carlos Martín Fragueiro, aseguró el martes en el Senado que el MARM está "tramitando y otorgando" las oportunas concesiones y autorizaciones para las instalaciones hoteleras de playa, fijas o desmontables, "de acuerdo a lo previsto en la legislación" a través de su inclusión en los servicios de temporada de los Ayuntamientos.

En concreto, en Andalucía hay registradas un total de 642 instalaciones con concesión de las 903 que existen. A pesar de los datos, según aseguraron a Europa Press fuentes del MARM, prácticamente todos los días se otorgan concesiones. Así, recientemente se han renovado en Málaga nueve concesiones; en Cabo de Gata (Almería), cuatro; en Algarrobo (Málaga), dos, y otras dos en Matalascañas (Huelva). Además, se van a aprobar un total de 19 concesiones en Estepona (Málaga), seis en Rincón de la Victoria (Málaga) y dos en Pulpí (Almería).

No obstante, en el último año se demolieron cinco chiringuitos en el litoral andaluz por no cumplir la Ley de Costas, que se localizaban en la Playa de Las Tres Piedras en Chipiona (Cádiz) y en las localidades malagueñas de Estepona, Marbella y Nerja.

Al hilo de ello, según los datos de la Junta de Andalucía, más del 90 por ciento de los chiringuitos de las costas andaluzas son legales, lo que supone que de los 903 establecimientos existentes unos 90 no se adaptan a la legislación.

Aún con todo, los empresarios se aferraron en defender que "todos los chiringuitos fueron dados con la vigente ley y, por tanto, todos la cumplen". El presidente de la Asociación de Chiringuitos de la Costa Tropical (Granada), Francisco Trujillo, manifestó a Europa Press que "no hay que adaptarse a nada porque las instalaciones están en el sitio donde dijo la Dirección General de Costas".

Llega el verano

El sector afronta la llegada de un verano, que en palabras de Trujillo, "se presenta con muy mala pinta, porque la crisis va a afectar bastante y habrá dificultades". Además, aún persisten las quejas por los efectos del temporal del invierno pasado en las playas andaluzas.

Al respecto, el presidente de la Asociación de Chiringuitos de Huelva, Juan Díaz, recordó que en las playas onubenses se iba a empezar a reponer la arena "el lunes de Semana Santa, pero no dijeron de qué año", hecho por el que reprendió que "hay mucho pasotismo y los ayuntamientos no hacen presión, cuando las víctimas también serán los comerciantes locales".

De igual modo, el representante de los chiringuitos de Matalascañas, Francisco Fraile, informó de que los 23 establecimientos que hay en la zona fueron afectados por el temporal, pero "se ha trabajado sin recursos, porque no hay subvenciones y la Administración no pone ni un duro", criticó el empresario, quien también tachó que "ante las fechas que estamos, aún no se ha repuesto la arena".

En lo que atañe a la Costa Tropical, Francisco Trujillo argumentó que "a Granada la miran con diferentes ojos que al resto de provincias", afirmación con la que se refirió al tema de las autorizaciones temporales y los espeteros que, según indicó, "en la costa granadina no están autorizados y se sancionan, cosa que no ocurre en otros sitios como en Málaga".

En cuanto a las playas malagueñas, en el caso de Marbella, el concejal de Playas del Ayuntamiento, Antonio Espada, describió a Europa Press que "la arena de las playas se la ha llevado el agua por el temporal y es necesario poner ya espigones para proteger la costa". Asimismo, recordó que en octubre del año pasado mandó a Costas la documentación para las concesiones de los chiringuitos que se localizan en zona de dunas y tienen que ser reubicados, pero "no han respondido y no hay noticias de Madrid", por lo que este verano se mantendrán abiertos en dicha zona.

En Andalucía, hay unos 900 chiringuitos que dan empleo a 40.000 trabajadores y facturan en torno a los 500 millones de euros anuales. Cifras por las que los empresarios reivindicaron "la seña de identidad que supone para la región y el hábito de tradición familiar".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento