El Banco de España interviene Cajasur
El Banco de España interviene Cajasur. EP

El Banco de España ha intervenido esta madrugada CajaSur después de que la entidad cordobesa rechazase su fusión con la malagueña Unicaja, la mayor por activos de Andalucía, informó el instituto emisor.

Los administradores de CajaSur, controlada por la Iglesia, han sido sustituidos por el Banco de España que ha nombrado como administrador provisional al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

La medida ha sido adoptada como consecuencia de los problemas de viabilidad que presenta la entidad

Esta medida, "adoptada como consecuencia de los problemas de viabilidad que presenta la entidad" garantiza que CajaSur pueda seguir operando con normalidad y "cumpla con todas sus obligaciones frente a terceros", afirma el Banco de España.

"Los depositantes y acreedores pueden estar totalmente tranquilos" señala el emisor, quien añade que la Comisión Rectora del FROB ha acordado "suscribir los recursos de capital necesarios para que la caja alcance un coeficiente de solvencia superior al mínimo legal y facilitar una línea de liquidez que le permita cubrir todas sus necesidades".

CajaSur representa apenas el 0,6% de los activos del sistema bancario español, "que no va a ver afectada su solidez en absoluto por esta situación", en opinión del Banco de España.

Los depositantes y acreedores pueden estar totalmente tranquilos

Unicaja había aprobado su fusión con la cordobesa CajaSur, que la ha rechazado y quedaba así a las puertas de ser intervenida por el Banco de España al vencer el plazo dado para ello por el instituto emisor.

El proyecto de fusión se había aprobado sin que la mesa de negociación laboral -formada por las direcciones de ambas entidades y cinco sindicatos- alcanzara un acuerdo tras sus intensas reuniones de los últimos días y mantenidas hasta esta tarde, después incluso de la hora en la que estaban convocados los consejos de las cajas.

Sin embargo, Unicaja asegura que su consejo de administración ha dado luz verde a un principio de acuerdo laboral, según han asegurado a Efe fuentes de la institución malagueña, que manifiestan que ésta ha cumplido con todos los compromisos pactados con la otra caja.

La falta de acuerdo laboral ha sido el principal escollo que ha impedido a la entidad cordobesa ratificar el protocolo de intenciones de fusión, y su plan de actuación económica y apoyos financieros que ambas cajas habían suscrito el verano pasado.

Inyección de 550 millones de euros

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) inyectará de forma inmediata unos 550 millones de euros en Cajasur para que pueda cumplir los requisitos mínimos de solvencia, a lo que habrá que añadir recursos adicionales para cubrir las necesidades de liquidez, según fuentes del Banco de España.

Al cierre de 2009, los recursos propios de Cajasur alcanzaban 444,3 millones de euros, frente a los 967,5 millones que exigía la ley, de modo que el ratio de solvencia se situaba en el 3,67 por ciento, por debajo del 8 por ciento debido, de acuerdo con el informe de auditoría realizado por Deloitte.

La decisión de normalizar la solvencia y de facilitar una línea de liquidez a Cajasur fue adoptada anoche por la Comisión Rectora del FROB.