El modisto italiano imagina así a sus musas y así las vistió ayer en la pasarela de Milán. La firma de lencería La Perla se introdujo en el pret-a-porter con vestidos y tops de transparencias y encajes. Las casas de moda Emilio Pucci y Lancetti tiñieron de negro sus creaciones.