Herrera considera "necesario" y "estructural" el Acuerdo para la Competitividad y para cambiar el modelo productivo

El plan contará para este ejercicio con 415 millones de euros, tiene ocho objetivos y 11 ejes de actuación
Herrera Durante La Presentación Del II Acuerdo Marco De Competitividad.
Herrera Durante La Presentación Del II Acuerdo Marco De Competitividad.
JUNTA CYL

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, considera "necesario" y "estructural" el II Acuerdo Marco para la Competitividad e Innovación Industrial 2010-2013 porque permitirá cambiar el modelo productivo.

Herrera se expresó así en un acto que reunió a más de 600 representantes de agentes económicos y sociales, empresarios, y miembros de las universidades y de las instituciones regionales en el que expuso las principales líneas y novedades del nuevo Acuerdo Marco.

El presidente de la Junta considera que este acuerdo alcanzado en el marco del diálogo social es "necesario" ante una grave dificultad derivada de la situación de crisis y además cree que es "estructural" porque va "al fondo de las cuestiones" y se "proyecta" sobre todas las áreas de crecimiento y empleo, al tiempo que busca el cambio de modelo productivo a través de la competitividad y la innovación.

El jefe del Ejecutivo regional, que explicó a los presentes los pormenores del acuerdo, indicó que la falta de competitividad es "el gran problema de fondo" de la economía española incluso cuando el crecimiento era prolongado.

Además, aseguró que a los "gravísimos" problemas del sector privado se suman los del sector público debido a "abusos, contradicciones" y a políticas de gasto.

Sin embargo, aclaró que este acuerdo no se debe a la "improvisación" sino que se debe al acuerdo y cuenta como referente el "éxito" del anterior que hoy permite "contar con una arquitectura institucional" de apoyo como es la Agencia de Desarrollo.

"Estamos construyendo sobre lo ya hecho", dijo Herrera, quien aclaró que este Acuerdo tampoco se trata de una "imposición" como lo fue la Ley de Economía Sostenible del Ejecutivo central sino que es fruto de la experiencia y el consenso en el marco del diálogo social, que ensalzó y aclaró que "no es frecuente" en otras comunidades.

Entre las oportunidades que el Acuerdo aporta para Castilla y León, el presidente de la Junta destacó la necesidad de colaborar e incidir en tres ejes geográficos para desarrollar proyectos industriales de innovación como el de Galicia y norte de Portugal; País Vasco, Navarra y el eje del Ebro y la salida natural a Francia; y en el sur hacia Madrid.

El presidente de la Junta de Castilla y León mantuvo que la Comunidad ha de avanzar en la política económica que permita optimizar el tejido productivo a través de la captación de inversiones, el desarrollo de las empresas de la región en mercados internacionales, con financiación para su expansión, la búsqueda de alianzas y socios y con una potente apuesta de apoyo a la innovación desarrollando las alianzas entre empresas, centros tecnológicos y administraciones públicas.

Mejora de la situación.

El nuevo Acuerdo Marco, que fue aprobado en la última reunión del Consejo de Diálogo Social, sienta las bases para superar los retos de competitividad de la economía de Castilla y León en el futuro, con políticas para el incremento de la actividad económica como única vía para salir de la situación económica actual.

El Plan de Competitividad incluye ocho objetivos de trabajo y once ejes de actuación, a la vez que conserva, desarrolla y dota de mayor concreción todos los ejes que se mostraron acertados en el primer Acuerdo Marco que se ha desarrollado desde 2005 hasta 2009.

Para la puesta en marcha y desarrollo de las líneas de actuación del II Plan de competitividad se ha destinado una dotación inicial, para este año 2010, de 415 millones de euros, algo que el presidente de la Junta aseguró que no serán "créditos que se supriman".

Como novedad el nuevo Plan desarrolla un impulso en materia de I+D+i, se aboga por el reforzamiento de ADE Financiación para sustituir el concepto de subvenciones a fondo perdido por capital reembolsable, según explicó el presidente de la Junta, quien considera que hay que llevar a cabo esta "transición".

Es decir, una vez superada nuestra condición de región objetivo 1, el objetivo es el de acceder a una financiación ventajosa para las empresas, de la misma forma que se introduce una nueva estrategia de creación y consolidación de empresas.

El segundo Acuerdo Marco ha buscado reforzar aquellas acciones que han tenido éxito y que han permitido situar a la región como la quinta Comunidad en esfuerzo inversor en I+D+i, contar con más de 4.000 empresas con posición internacional, así como el desarrollo de ayudas y programas de apoyo y seguimiento a las nuevas iniciativas empresariales que permitieron crear más de 16.000 empresas.

El Acuerdo presenta como objetivos consensuados Consolidar el proceso de convergencia económica con Europa y aumentar la cohesión territorial dentro de la Región; potenciar la generación de empleo estable y de calidad y el mantenimiento del empleo existente; impulsar un modelo de economía basado en la innovación y el conocimiento; estimular la creación de empresas, favoreciendo la diversificación sectorial y la cooperación; favorecer la internacionalización de las empresas de la Región; mejorar la competitividad y sostenibilidad empresarial; potenciar el respeto al medio ambiente y el desarrollo de la Responsabilidad Social Empresarial y por último facilitar el acceso a la financiación de las empresas de la Región.

Líneas de trabajo.

Para alcanzar los objetivos indicados, el nuevo Acuerdo Marco plantea ejes de trabajo que permitan alcanzar el objetivo general de consolidación del modelo productivo y de su orientación hacia los mercados globalizados.

Así, establece instrumentos de apoyo financiero a la empresa; la I+D+i para fortalecer el eje ciencia-tecnología-empresa; insistir en la creación y consolidación de empresas para estimular, difundir, detectar, apoyar y acompañar cualquier iniciativa que cree y consolide empresa en Castilla y León y servicios avanzados de apoyo a la empresa para potenciar el liderazgo y la implicación de las personas, fomentar la innovación y la mejora continúa en el ámbito empresarial.

Por otro lado, se apuesta por la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) para la implantación voluntaria de los criterios de Responsabilidad Social en las empresas y en la sociedad de Castilla y León y la internacionalización para consolidar la actividad existente en los mercados exteriores.

De la misma forma, se apuesta por la proyección espacial y sectorial de la política industrial para favorecer la competitividad empresarial, la cohesión y el equilibrio territorial en el desarrollo industrial de la Región y una mayor diversificación sectorial del tejido industrial, con nuevas actividades generadoras de alto valor añadido y elevado nivel tecnológico e innovador, y la adaptación y modernización de las actividades tradicionales y maduras existentes.

Otro de los once ejes se basa en la logística e infraestructuras de apoyo a la industria para garantizar la suelo y naves dotadas, que den soporte físico a la actividad industrial, así como por el anclaje territorial de las empresas con el objetivo de, por un lado, fomentar el asentamiento de las empresas en Castilla y León así como su vinculación al territorio y, por otro, desarrollar políticas reduzcan al mínimo el impacto negativo de los procesos de reestructuración industrial y deslocalización de empresas que se puedan producir en la Región.

Otros de los ejes de actuación se refieren a la formación y cualificación de las personas con actuaciones en torno a impulsar la calidad del sistema educativo y formativo de la Comunidad y la sostenibilidad medioambiental y energética que supone la integración de los criterios medioambientales y de eficiencia energética en las políticas sectoriales.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento