El Consejo de Gobierno ha aprobado este jueves un plan para luchar contra el absentismo laboral entre los profesionales de las Consejerías de Sanidad, Educación y Asuntos Sociales con el fin de racionalizar el gasto e incidir en la motivación del personal no absentista.  

El absentismo es un perjuicio para los trabajadores que tienen que suplir En concreto, en el área de Sanidad se estima que el absentismo de los trabajadores acumula una media de 18 días al año. Si se evitara, el ahorro sería de más de 20 millones de euros, según los cálculos del Ejecutivo autonómico. En servicios como Educación y Servicios Sociales, el absentismo oscila entre el 19 y el 30%.  

Así lo anunció en rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno el vicepresidente y portavoz regional, Ignacio González, quien señaló que el objetivo es mejorar la gestión y el seguimiento de las bajas de incapacidad temporal para conseguir reducir el nivel de absentismo existente en algunos servicios de la Comunidad de Madrid.  

"Esto implica racionalizar el gasto público e incentivar al personal para que este absentismo tan amplio que hay en algunos servicios se reduzca de manera drástica", manifestó el vicepresidente, quien precisó que Madrid es la primera región que desarrolla un plan de estas características.  

"Es evidente que es necesario combatir esta situación y con cargo a este plan que vamos a poner en marcha esperamos reducirlo", destacó González, al tiempo que señaló que el proyecto ha sido presentado a la Mesa Sectorial y ha sido aprobado por los sindicatos.

Disminuir la incapacidad temporal


Entre los objetivos fundamentales de este plan se encuentran el disminuir el absentismo por incapacidad temporal de los trabajadores del Servicio Madrileño de Salud, de las consejerías de Sanidad, Educación y Familia y Asuntos Sociales, así como reducir el número global de días generados por incapacidad temporal por procesos derivados de esta situación de corta duración. También se busca dar una pronta respuesta a las solicitudes y demandas específicas de información, seguimiento y control de la incapacidad temporal realizadas por las mutuas de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales y las empresas que lo necesitan.  

El vicepresidente expuso que el absentismo es "un perjuicio para los trabajadores que tienen que suplir" a quien "hace un abuso y mal uso" de este derecho, además de "un fraude a la Administración que paga a los empleados públicos para que hagan su trabajo adecuadamente".

Consulta aquí más noticias de Madrid.