El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha destacado que las detenciones de cuatro etarras este jueves en Bayona son "más importantes que la detención de 'Txeroki', dada la situación actual de ETA". El ministro también ha destacado la importancia de la fecha ya que se cumplen dos años del arresto de 'Thierry', y que en estos dos años se han dado siete "detenciones importantes".

Demuestra que ETA sigue a lo suyo, les aseguro que no estaban rezando el rosarioRubalcaba ha dado los detalles de la investigación que ha terminado con la detención del actual número 1 del aparato militar de la banda terrorista, Mikel Kabikoitz Karrera Sarobe, alias 'Ata'; su segundo, Arkaitz Agirregabiria del Barrio; Maite Aranalde Ijurco; Benoit Aramendi y su pareja, una ciudadana francesa que se encontraba en su piso, y a la que el ministro no ha dado más importancia.

El ministro ha querido enfatizar que los detenidos "no estaban escondidos", si no "reunidos, estaban trabajando". "Demuestra que ETA sigue a lo suyo, les aseguro que no estaban rezando el rosario", afirmó Rubalcaba que no quiso dar más detalles.

Karrera y Agirregabiria eran los más buscados por España y FranciaDe Karrera Sarobe ha explicado que es el "máximo dirigente de ETA en la actualidad"  y el "objetivo número 1 de la Policía Nacional y la Guardia Civil".  Ha afirmado que él era el que daba las órdenes a los comandos terroristas en los últimos meses y por ello estaría detrás de la furgoneta cargada con explosivos interceptada por la Guardia Civil en Zamora el 9 de enero de este año, el atentado con furgoneta bomba en Burgos y el atentado en Palma de Mallorca.

Rubalcaba ha recordado que Karrera Sarobe era el último miembro que quedaba en libertad de la cúpula directiva de ETA que rompió la tregua.

Arkaitz Agirregabiria del Barrio, de 27 años, está considerado como la mano derecha de Karrera Sarobe y que estaba destinado a sucederle si no hubiera sido detenido. Agirregabiria se encargaba del adiestramiento de terroristas.

El seguimiento de un "viejo conocido" fue clave para esta operaciónEste terrorista es el "más buscado de los servicios antiterroristas franceses", ya que la investigación lo sitúa en el tiroteo donde fue asesinado un gendarme francés en marzo.

Con ellos estaba Maite Aranalde Ijurco, también con un largo historial tras ella, que "aprovechó un probable error judicial no imputable a nadie", según Rubalcaba, para escapar. El ministro ha recordado sus palabras -"estoy  convencido de que se la va a detener", dijo- para explicar que no han pasado muchos meses.

El detenido de menor peso es Benoit Aramendi, "un viejo conocido" y "habitual de ETA y su entorno", pero que ha sido clave en la operación: de su seguimiento ha nacido toda esta operación.