Un hombre ha sido detenido después de que los camareros de un bar le negaran una copa por encontrarse excesivamente borracho y volver minutos después con una pistola de balines para vengarse.

El suceso tuvo lugar este lunes minutos antes de la 1 de la madrugada en el establecimiento 'La Simpatía', situado en la calle Humilladero. Un hombre entró al bar pidiendo que le dieran de beber, pero los responsables se negaron puesto que iba muy bebido.

El hombre, de mediana edad, empezó a alborotar y entonces le echaron del lugar. Enfadado, volvió al establecimiento, abrió la cazadora y sacó una pistola que llevaba en la cintura del pantalón. Entonces el arma se le cayó al suelo, momento que fue aprovechado por uno de los trabajadores para arrebatársela y llamar a la Policía.

Después, los dos hombres empezaron a forcejear. Al lugar llegó en pocos minutos una unidad de la Policía Nacional, que detuvo al embriagado y le requisó la pistola, que se comprobó que era de balines.

Consulta aquí más noticias de Madrid.