Se trata, según informó hoy la Junta, de una acción enmarcada dentro del Pacto Local contra el Cambio Climático, promovido por la Unión Europea (UE) y por la Junta de Andalucía y al que se han unido 18 municipios de la provincia de Córdoba. De esta forma, la Consejería de Medio Ambiente actuará como estructura de soporte y apoyo dentro de este pacto.

El director general de Cambio Climático y Medio Ambiente Urbano de la Consejería de Medio Ambiente, José Fiscal, junto al delegado de Medio Ambiente de la Junta en Córdoba, Luis Rey, se han reunido hoy con la delegada de Medio Ambiente de la Diputación de Córdoba, Pilar García, para abordar, precisamente, la actuación de la Administración autonómica y de la propia institución provincial, como estructuras de soporte a los municipios.

Además, también se han reunido con los representantes de los municipios en cuestión, para hacerles llegar de primera mano el apoyo que se les prestará en el proceso de elaboración de los PAES y otras medidas que se pongan en marcha para facilitar y homogeneizar el trabajo.

Para la elaboración y entrega de los PAES se va a facilitar a los ayuntamientos un borrador de inventario con datos de la Agencia Andaluza de la Energía, para la actualización de la Herramienta Huella de Carbono, que permitirá evaluar las emisiones que se registran en su término municipal. Además, la Consejería hará un catálogo genérico con una batería de actuaciones que se pueden incorporar a los PAES, con el objetivo de facilitar el trabajo a los municipios que se han comprometido a la elaboración de los mismos y para reducir costes y agilizar el proceso.

El catálogo recogerá diversas actividades sobre las que los municipios tienen competencias y que son fuentes de gases de efecto invernadero. Posteriormente, cada municipio adaptará el catálogo a su realidad, en función del diagnóstico y su grado de compromiso. Aquí, tanto la Junta, a través del programa Ciudad 21, como la Diputación, recopilarán las actuaciones que se hayan ejecutado y que supongan una reducción de emisiones de gases. Finalmente, cada ayuntamiento tendrá que seleccionar las medidas de su propio PAES.

En el Pacto Local contra el Cambio Climático están integrados 18 municipios cordobeses de más de 5.000 habitantes que representan casi el 62 por ciento de la población de la provincia. Se trata de Adamuz, Bujalance, Cabra, Cañete de las Torres, Córdoba, El Carpio, Fuente Obejuna, Hinojosa del Duque, La Carlota, La Rambla, Montilla, Montoro, Pedro Abad, Puente Genil, Rute, Villa del Río, Villafranca y Villanueva del Rey.

Actualmente, Andalucía es la región europea con más municipios comprometidos en la lucha contra el cambio climático desde el ámbito local, con un total de 495. El Pacto Local contra el Cambio Climático está promovido por el Gobierno andaluz para paliar los efectos de este problema global.

Fue impulsado el pasado verano por el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, y los presidentes de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) y de las ocho diputaciones de la comunidad autónoma. Este pacto contempla el compromiso de los gobiernos locales de reducir en al menos un 20 por ciento las emisiones de CO2 en sus municipios mediante la aplicación de los PAES.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.