Gemma Arterton
Gemma Arterton posa a su llegada al estreno "El príncipe de Persia". Efe

La jornada en Cannes pintaba a insustancial por las cintas a competición para los que no forman parte de la cofradía de seguidores de Abbas Kiarostami, la gran apuesta del día en el festival. Pero afortunademente, aunque fuera de concurso, el nuevo trabajo de Stephen Frears, Tamara Drewe,  ha dejado buen sabor de boca a los asistentes con una comedia coral basada en un cómic, del mismo título, y protagonizada por Gemma Arterton.

Tamara Drewe es la historia de la chica que responde a ese nombre, una joven procedente de un pequeño pueblo que se ha ido a buscar la vida a Londres. Pero cuando su madre muere y Tamara debe regresar a las calles que la vieron crecer para vender la casa en la que vivía provoca un pequeño gran terremoto entre los lugareños, sorprendidos por el cambio físico de la joven.

El trabajo de Frears se desmarca de la línea que preside Chéri o The QueenLa premisa se traduce en una cinta de corte coral, en la que reina un humor sútil y alguna que otra fatalidad pero que nos devuelve a un Frears más desenfadado después de Chéri o The Queen, dos registros mucho más dramáticos del director de Las amistades peligrosas. No opta a ningún premio por estar fuera de competición, pero también ayudará a Gemma Arterton, la protagonista, a aumentar su popularidad, justo ahora que ha estrenado el supuesto taquillazo del verano: Prince of Persia.

En sección oficial, dos cintas de corte similar en cuanto a su puesta en escena. Certified copy, de Abbas Kiarostami,no ha convencido a la prensa presente, a pesar de encontrarse con declarados seguidores de su obra. La nueva cinta del iraní, Palma de oro en este mismo festival en 1997 con El sabor de la cereza, narra con su particular estilo la historia de amor de entre un escritor y la dueña de una galería de arte, interpretada por Juliette Binoche, y que no ha cuajado entre la audiencia.

El reparto de 'Of gods and men' podría hacerle la competencia a BardemEl mismo resultado, quizás con una ligera mejor recepción, ha tenido Of gods and men, del galo Xavier Beauvois. Basada en hechos reales, se centra en la matanza de un grupo de monjes franceses en Argelia en 1996. Pausado, Beauvois se lo toma con mucha calma para explicar el asesinato de los religiosos sin llegar a conmover. Habrá que tener en cuenta al conjunto de actores de la cinta, que podrían hacerle competencia a Bardem este domingo.

En un festival en el que el documental ha tenido un peso importante en la sección oficial, este martes era el turno de la Autobiografía de Nicolae Ceaucescu. El título ya da pistas de por donde van los tiros, porque durante tres horas el rumano Andrei Ujica solo tira de material de archivo. Nada más. Y nada menos. Ni narrador, ni entrevistas. Después de las excelentes Inside job y Countdown to zero, tres horas con el dictador se acaban haciendo demasiado duras.