La encuesta, la primera que se divulga en el 2005 sobre la evaluación popular del gobierno del presidente de centro-izquierda, mostró un descenso del 44,5 por ciento de diciembre al 42,6 por ciento en febrero.

Sin embargo, Lula sigue disfrutando de su carisma personal y de la fuerte economía brasileña, que se espera que en 2005 muestre por segundo año consecutivo altas tasas de crecimiento, dijo el presidente de la Confederación Nacional del Transporte (CNT) - entidad que encargó la encuesta - Clesio Andrade.

'Las cifras muestran que la valoración del Gobierno y de Lula como persona sigue firme, probablemente como resultado de la economía y del carisma del presidente', dijo en un comunicado.

La encuesta no muestra ninguna señal de que Lula se haya visto afectado por una derrota en el Congreso la semana pasada, cuando su candidato para presidente de la Cámara Baja pedió ante un diputado poco conocido.

Según los analistas, los fuertes niveles de aprobación del presidente de izquierda han sido esenciales para ayudarle a lograr la aprobación de reformas económicas en el Congreso durante sus dos primeros años de mandato.

El margen de error de la encuesta es de tres puntos porcentuales. Para su elaboración, el Instituto Sensus entrevistó a 2.000 personas en 195 ciudades del país entre los días 16 y 18 de febrero.*.