En nota de prensa, el Consistorio explicó que la zona exterior que rodea el edificio se encuentra desguarnecida por lo que, en los momentos de espera y en días de condiciones climatológicas adversas, el tránsito por el entorno es complicado.

El proyecto prevé la construcción de una marquesina de acero y vidrio en tres zonas del colegio, una en el acceso que da a la calle San José, otra frente a la iglesia y la tercera en la trasera del edificio, en la calle Tomás Bretón.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.