En la misma zona, la calle Olite continúa cortada a la circulación de vehículos entre la plaza Blanca de Navarra y la calle Aoiz mientras se llevan a cabo los trabajos de construcción del aparcamiento subterráneo, informó el Consistorio pamplonés en una nota de prensa.

Contará con cuatro plantas, 507 plazas para automóviles y 41 para motos. El proyecto incluye también la reurbanización de la parte superior del aparcamiento, donde se conservarán alrededor de 40 plazas en superficie y se creará una amplia acera con arbolado y zonas de descanso.

Consulta aquí más noticias de Navarra.