Esta representación, dirigida a escolares de Secundaria y Bachillerato, está programada por el Punto de Información Europea del municipio castreño con motivo del 'Año europeo de lucha contra la pobreza y la exclusión social.

'La sucursal', teatro de la desolación con ironía ácida, aborda la esclavitud disfrazada de mendicidad. Se trata de una metáfora de la explotación, que se expone con dosis de humor negro y sarcasmo vil y canalla, para que el espectador reflexione entre compases melancólicos de música de acordeón.

Sus personajes, que se desenvuelven en los márgenes de la vida, desheredados de la fortuna, olvidados de la historia y escapados de la pesadilla de la sociedad del bienestar, se elevan como metáfora de un mundo injusto donde la explotación del hombre por el hombre es una constante cotidiana.

La obra, del veterano dramaturgo y poeta cántabro Isaac Cuende, está interpretada por Fernando Madrazo, Luis Oyarbide y Alberto Sebastián, con dirección de Francisco Valcarce.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.