Disturbios en Bangkok
El Gobierno de Tailandia da marcha atrás en su plan de declarar el toque de queda EFE

El Gobierno de Tailandia ha dado marcha atrás a su plan de declarar hoy el toque de queda en la zona central de Bangkok, después de la violencia desatada por los enfrentamientos librados por manifestantes y los soldados, que han causado al menos 30 muertos y más de 200 heridos.

El anuncio lo ha hecho el segundo al mando del Estado Mayor del Ejército, general Aksara Kerdhpol, al final de la reunión que el primer ministro, Abhisit Vejjajiva, ha mantenido con los jefes militares y policiales.


Tememos que el toque de queda pueda tener un impacto adverso"No es necesario por ahora emplear esta medida, porque tememos que puede tener un impacto adverso", ha dicho el general en conferencia de prensa.

El Gobierno y el Ejército indicaron horas atrás que a lo largo del día anunciarían la imposición del toque de queda en respuesta a la violencia que se ha apoderado de las inmediaciones de la zona ocupada por los llamados camisas rojas.

No está claro que mantengan el plazoNo está claro todavía si el Gobierno mantendrá en vigor el plazo dado a los camisas rojas, hasta las 15:00 hora local de mañana lunes, para abandonar voluntariamente la zona.

El Gobierno no quiere negociar

Los cabecillas del frente rojo, que el sábado pidieron un alto el fuego, reafirmaron que están abiertos a retomar las negociaciones con el Gobierno con la condición de que retire a las tropas que cercan el campamento.

No más pérdidas de vidas"No ponemos ninguna otra condición. No más pérdidas de vidas" anunció Natthawut Sakua, destacado líder de los camisas rojas, a los manifestantes desde el escenario que tienen montado en el interior de la base.

También Sakua sugirió que en el caso de que el Gobierno acceda a retomar el diálogo, en éste deberá participar Naciones Unidas en calidad de mediador. Antes, el dirigente del frente antigubernamental comunicó a los manifestantes que tenían libertad para abandonar o continuar en el campamento, de unos tres kilómetros cuadrados y en el que las provisiones escasean.

Las tropas continuarán en las calles

Pero en respuesta la oferta de los camisas rojas, el Gobierno insistió en que las tropas continuarán en las calles de la capital para restablecer el orden e intensificar el cerco al campamento de los camisas rojas.

"Si de verdad quieren hablar, no deben imponer condiciones" dijo Korbsak Sabhavasu, secretario general de la jefatura de Gobierno.

Ya son 15 las provincias bajo el estado de excepción

El Gobierno de Tailandia declaró este domingo el estado de excepción en otras cuatro provincias de la región noreste del país, bastión del frente de los llamados camisas rojas, que en la capital libran escaramuzas con las tropas.

Con estas son ya 15 las provincias del norte y del noreste bajo el estado de excepción.

La medida fue adoptada por el Ejecutivo del primer ministro, Abhisit Vejjajiva, a raíz de los llamamientos efectuados por los dirigentes del frente a sus seguidores en provincias con el fin de que se trasladen a Bangkok, la capital, para apoyar a los camisas rojas.