Esta afección es imprescindible para poder llevar a cabo la construcción de la plataforma tranviaria en ese punto. El corte de este acceso se prolongará durante un mes, aproximadamente.

Con este motivo, la calle Manuel Lasala quedará en fondo de saco en el tramo comprendido entre Isabel la Católica y Luis Vives. Se autorizará, en cualquier caso, el acceso a residentes y garajes desde el cruce con Luis Vives.

El corte afectará a las líneas de bus urbano 42 y Ci2, que a partir del lunes circularán, desde Violante de Hungría, por las calles Pedro Cerbuna, Corona de Aragón, San Juan de la Cruz y Santa Teresa de Jesús, desde donde retomarán ya sus itinerarios habituales.

Para facilitar la información a los conductores, serán instalados paneles informativos en Violante de Hungría. También se señalizará convenientemente en acceso para residentes en el cruce de Manuel Lasala con Luis Vives.

Aunque se contará con presencia de Policía Local regulando el tráfico en el cruce de Luis Vives con Santa Teresa, se recomienda a los conductores que eviten en lo posible el uso del vehículo privado en esta zona, utilizando en su lugar el transporte público o, en caso necesario, optando por itinerarios alternativos.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.