De esta forma, durante los meses de mayo y junio se está realizando el trabajo de campo cuyo objetivo es la elaboración de un total de 4.300 encuestas en otros tantos domicilios de Castilla-La Mancha, con el fin de obtener una radiografía lo más fiel posible sobre la situación de salud y el estado de bienestar de los ciudadanos de la comunidad autónoma.

En este sentido, con este gran trabajo de muestreo el Ejecutivo regional pretende disponer de los principales indicadores sanitarios de la población castellano-manchega, como su estado de salud percibida, las enfermedades crónicas que padece, los hábitos y estilos de vida saludables, las prácticas preventivas, los accidentes que sufren, su consumo de medicamentos, la utilización de los servicios sanitarios, etc.

Así, una vez finalizado el trabajo de campo que se está desarrollando durante estas semanas, todos los registros recogidos en las encuestas domiciliarias serán introducidos en bases de datos, tabulados, analizados y finalmente plasmados en un documento que nos dará una fotografía del estado de salud de los castellano-manchegos.

Todos los resultados recogidos en esta tercera Encuesta de Salud serán utilizados, así como su comparación con estudios anteriores, para tomar las decisiones pertinentes con el fin de mejorar el sistema público de salud de Castilla-La Mancha, cuya proyección de futuro se está plasmando en el Plan de Salud y Bienestar Social 2011-2020.

Demométrica es la empresa adjudicataria que está desarrollando en estos momentos el trabajo de campo de la Encuesta de Salud 2010, y la que realizará la tabulación de los datos recogidos.

La Encuesta de Salud es un gran muestreo que se realiza cada cuatro años, con el objeto de conocer el estado de salud de la población. Castilla-La Mancha cuenta ya con las Encuestas de Salud de 2002 y 2006.

Consulta aquí más noticias de Toledo.