Blasco, que se expresó en estos términos en un comunicado en referencia a los recortes anunciados esta misma semana por el presidente del Ejecutivo central, señaló que Zapatero "ha estado durante años negando la evidencia, que era una crisis que al final se le ha echado encima y que ha acabado por hacer pagar, como siempre, a los ciudadanos".

El portavoz 'popular' recordó que "hace tan solo dos meses los ministros de Zapatero negaban los recortes y a la hora de la verdad se ha visto que lo primero que ha hecho es quitar las ayudas a las madres, congelar las pensiones y bajar el salario a los funcionarios. Ha sido un engaño en toda regla", agtregó.

El dirigente del PP criticó que lo que entiende Zapatero por austeridad sea un recorte social "que es injusto, precipitado y que tal y como manifestó ayer el presidente nacional del PP, Mariano Rajoy, insuficiente para hacer frente deprisa y corriendo a las consecuencias de una crisis ante la que se tenía que haber actuado antes".

Blasco aseveró que el presidente del Gobierno "debería haber acometido una reforma más profunda en la que podía haber tenido en cuenta la supresión de algunos ministerios, la refundación de otros o una nueva reestructuración de áreas de trabajo". "Desde luego quitar las ayudas a las madres por nacimiento de un hijo o congelar las pensiones no va a ser el revulsivo que necesita la economía española", criticó.

En ese sentido, Blasco reiteró que el PP "se va a oponer de todas las maneras posibles a la congelación de las pensiones" y "como primer paso la próxima semana presentará en las Corts una iniciativa en defensa del cumplimiento del Pacto de Toledo". Asimismo el portavoz indicó que hay 700.000 pensionistas en la Comunitat Valenciana "que van a contar con todo el apoyo del PP".

Además, señaló que lo vivido esta semana en el Congreso "ha sido el colofón a la política desnortada de Zapatero" que comparó con "el Plan de Austeridad del Gobierno valenciano, presentado el pasado viernes", que, según él, es un plan riguroso, planificado y estudiado, cuyas primeras medidas permitirán un ahorro de 115 millones de euros "y que fue anunciado incluso antes de que el Gobierno central pensara en uno propio".

El portavoz parlamentario destacó que el plan valenciano "actúa en la reestructuración de empresas, fundaciones y sociedades y no supone un recorte de los derechos sociales, que es justo lo que ha hecho Zapatero". En ese sentido, Blasco apuntó que cada día que pasa y Zapatero sigue como presidente "es un día más de paro, de crisis y de ruina para España".

"Si tuviera un mínimo de dignidad, patriotismo y responsabilidad convocaría elecciones anticipadas y dejaría que fueran los ciudadanos los que eligieran quién y cómo quieren que se gestione la salida de la crisis", concluyó Blasco.

Consulta aquí más noticias de Valencia.