El Ejecutivo subraya en su respuesta, consultada por Europa Press, que en la actualidad el mantenimiento del SIVE ubicado en la Comunitat lo lleva a cabo la empresa instaladora mediante un servicio permanente de 24 horas. Esta tarea se realiza a través de un equipo de técnicos en permanente contacto con los operadores de la Guardia Civil y que realiza de forma continua inspecciones y controles del estado de los sistemas de radares.

Con fecha del pasado 5 de abril, el Gobierno responde a varias preguntas formuladas por la diputada 'popular' Susana Camarero para conocer el número de radares instalados en la Comunitat, el presupuesto destinado a esta partida, su mantenimiento, inspecciones, averías y funcionamiento.

En cuanto a las averías registradas en los radares, el Ejecutivo detalla que en la estación sensora de Santa Pola (Alicante) se han presentado "pequeñas incidencias a la hora de localizar los tracks". Actualmente, la empresa instaladora "está trabajando en solucionar este problema y espera solventarlo en un espacio breve de tiempo", según el Ejecutivo.

Por su parte, en la estación sensora instalada en Peñíscola (Castellón) "se han observado problemas en el servidor, que disminuyeron ocasionalmente su operatividad".

El Ejecutivo destaca que teniendo en cuenta que el despliegue del SIVE en la Comunitat Valenciana es reciente, y que los equipos "requieren una fase de ajuste y equilibrado de los sistemas, puede afirmarse que actualmente su nivel de eficacia y funcionamiento es muy alto".

Señala que en Alicante, durante el periodo de ajuste de la entrada en funcionamiento del servicio, comprendido entre los pasados meses de octubre y noviembre, "no todas las embarcaciones que llegaron fueron detectadas". Añade que con posterioridad a dicha fase, "es decir, desde diciembre, arribaron únicamente tres embarcaciones con droga, todas ellas detectadas por el SIVE".

Por su parte, en Valencia intentó arribar una embarcación con droga, que también fue detectada por el SIVE.PRESUPUESTO

En cuanto al presupuesto destinado a la puesta en marcha de estos radares, indica que en Alicante, el 10 de diciembre de 2007 se adjudicó un contrato por importe de 5.312.140 euros, y subraya que desde el 22 de septiembre de 2009, fecha en que se recibió el sistema, se encuentra totalmente operativo.

En Valencia, el contrato se adjudicó en la misma fecha por 3.839.989,10 euros. Recibido el 17 de noviembre de 2009, se encuentra totalmente operativo, en tanto que en Castellón, el día 29 de diciembre de 2008 se adjudicó un contrato por importe de 4.535.058,14 euros, que desde el 19 de noviembre de 2009 está operativo.

El programa SIVE tiene como objetivo fundamental la lucha contra la inmigración ilegal, las redes mafiosas y el narcotráfico mediante el establecimiento de un sistema operativo con tecnología avanzada.

Este sistema permite la vigilancia de la franja litoral de la costa aportando en tiempo real la información obtenida a Centros de Dirección, y además, posibilita la transmisión desde estos centros de las órdenes necesarias para la interceptación y control de cualquier embarcación susceptible de entrar ilegalmente en territorio español.

Consulta aquí más noticias de Valencia.