Según informaron hoy los Bomberos de la Generalitat catalana, que habían contratado la avioneta para realizar estas tareas de colaboración en el fuego, los dos cuerpos se trasladaron en helicóptero al Instituto Anatómico Forense de Castellón.

La avioneta, de la empresa Avialsa, había salido del aeropuerto de Sabadell (Barcelona) y se estrelló en el barranco de Castellar, en una zona límite entre las provincias de Castellón y Tarragona.

Los bomberos constataron que el viento soplaba con mucha intensidad y que el fuego se encontraba en una zona con orografía compleja cerca del pantano de Ulldecona.

La Generalitat catalana expresó ayer el pésame a las familias de los fallecidos y destacó la labor arriesgada que desempeñan todos los profesionales que trabajan en la extinción de incendios.

Consulta aquí más noticias de Valencia.