En declaraciones a Europa Press, Antonio Galadí Raya recordó la histórica ligazón de la capital andaluza con la industria naval y advirtió de que los astilleros sevillanos, segregados de la industria naval estatal junto a los de Gijón y Sestao tras la disolución de la antigua Izar, crean "mucho trabajo" en lo que la industria auxiliar se refiere. "Junto con la Fábrica de Artillería, era una de las primeras industrias del metal sevillano", rememoró el presidente de la CES.

No obstante, admitió que a lo largo de la historia reciente, los astilleros han sufrido "problemas", porque a su juicio, "siempre han estado excesivamente cobijados en la Administración pública y demasiado comandados por los sindicatos". "Es una pena", dijo en cuanto a la incertidumbre financiera que pesa sobre la industria naval tras su separación de los astilleros onubenses y la designación de un apoderado a manos de IDEA.

Al respecto, recordó que las instalaciones del astillero sevillano "son buenas, casi actualizadas", por lo que desde su perspectiva, una vez "solucionada" la deuda que pesa sobre la empresa, sería necesario buscar "una salida comandada por empresarios con experiencia en el sector, que los hay en España".

"Necesitamos empresarios nuevos, valientes, solventes y con conocimiento del sector naval", dijo Galadí, para quien "no podemos coaligar la vida del astillero de Sevilla con los de Huelva".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.