En un comunicado, la formación política entendió que es muy preocupante que, para mucha gente, las medidas regresivas adoptadas por el gobierno de Zapatero sean lo único que puede hacerse frente a la crisis.

IUC afirmó asimismo que sólo un partido con siglas de izquierda podía dar un giro tan radical hacia la derecha económica, sin el rechazo que habría provocado que lo hiciera un gobierno de derechas.

La formación de izquierdas señaló también que, si no se hace frente a la situación actual, dentro de unos años, habrá más renta por habitante que antes de la crisis pero menos salario, menos gasto social y menos calidad de vida. "Haremos menos con más", matizó IUC.

El partido explicó que cuando llegue la próxima crisis se estará peor, con más miedo y, por lo tanto, se perderán más derechos y más calidad de vida. "Es ahora —añadió— cuando hay que exigir que la crisis la paguen los que tienen más y, asimismo, es esencial la regulación del sector bancario para evitar que se repita la crisis".

"No se puede aceptar que el sector financiero ponga de rodillas al Estado y lo obligue a seguir una política económica que castiga a la ciudadanía y premia a los especuladores. Por ello, hay que recurrir a la huelga general para frenar el gran retroceso social y democrático en que estamos inmersos", concluyó IUC.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.