Zapatero OTAN
El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, saluda al secretario general de la OTAN, Jaap de Hoop Scheffer. EFE
En este contexto, España pide el cumplimiento completo e inmediato de la resolución 1.559 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, tal y como pusieron ayer de manifiesto los presidentes de EEUU, George W. Bush, y de Francia, Jacques Chirac, respectivamente, en una cena celebrada anoche en Bruselas.

El Gobierno español subraya asimismo la importancia de que Siria aproveche su influencia sobre el pueblo palestino para favorecer el actual momento por el que pasa el proceso de paz en Oriente Medio.


Las mismas fuentes indicaron que España, al igual que el resto de países de la Unión y EEUU, entiende que en Oriente Medio se ha abierto una "esperanza" y "oportunidad" para avanzar en el proceso. El Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero apuesta por el trabajo conjunto entre la Unión Europea y EEUU, dentro del marco del Cuarteto y la llamada Hoja de Ruta.

La presencia de soldados sirios en el Líbano será uno de los asuntos que se tratarán a lo largo del día de hoy en la cumbre de la Alianza Atlántica convocada en Bruselas, con motivo del viaje a Europa del reelegido presidente estadounidense.

El secretario general de la Liga Araba, Amto Musa, anunció ayer, tras entrevistarse en Damasco con el presidente sirio, Bashar Al Asad, que Siria dará "pasos" pronto para retirarse militarmente de El Líbano.

Esta declaración se produce después de las presiones a Siria para que retire sus fuerzas militares del Líbano, tras el asesinato hace una semana en Beirut del ex primer ministro libanés Rafiq Hariri.

El Gobierno sirio ha desmentido cualquier implicación en el asesinato de Hariri.