Familiares de víctimas
Agentes de la Policía Nacional desalojan a vrios familiares de víctimas del franquismo que se habían concentrado ante las puertas del CGPJ. JuanJo Martín/ EFE

La organización pro derechos humanos Human Rights Watch ha lamentado este viernes la suspensión cautelar del juez Baltasar Garzón, que, según afirma, convirtió a España "en un símbolo de justicia para las víctimas de todo el mundo".

Los verdaderos crímenes son los asesinatos, no el intento del juez Garzón de investigarlos

"Ahora, la justicia misma se ha convertido en una víctima en España", dice el consejero jurídico de la ONG, Reed Brody, en un comunicado enviado a la prensa.

"El juez Garzón ha luchado por hacer justicia para las víctimas de graves atrocidades cometidas en el extranjero y ahora está siendo castigado por intentar hacer lo mismo en su propio país", asevera Brody.

La Ley de Amnistía

Brody considera que Garzón está siendo procesado por "no aplicar la Ley de Amnistía de 1977", una decisión que a su juicio "es acorde al derecho internacional, que impone a los Estados la obligación de investigar los más graves crímenes internacionales, incluidos los crímenes de lesa humanidad".

"Los verdaderos crímenes aquí son las desapariciones forzadas y los asesinatos, no el intento del juez Garzón de investigarlos", concluye el consejero jurídico de Human Rights Watch.