Amnistía Internacional (AI) ha organizado para este sábado 15 de mayo un reparto de folletos, con la apariencia de periódicos censurados, para criticar la persistencia de "graves violaciones de derechos humanos" en China. La acción tendrá lugar en la Plaza de La Escandalera de Oviedo a las 12.00 de la mañana, y con ella se pretende también llamar la atención sobre la necesidad de que los derechos humanos estén presentes en las próximas conversaciones entre la Unión Europea y China que se celebrarán en junio. AI reclama que estos encuentros sean transparentes, así como que se informe sobre su contenido y resultados a las organizaciones y sociedad civil china y europea.

Según informó AI Asturias a través de una nota de prensa, en China, los activistas de derechos humanos que tratan de informar sobre violaciones de derechos humanos, cuestionar políticas que las autoridades consideran políticamente delicadas o convocar a otros en torno a su causa, se arriesgan a sufrir "graves abusos". Las autoridades usan cargos amplios y vagamente definidos, como "robo, posesión y filtrado de secretos de Estado" y "subversión" para detener arbitrariamente y procesar a activistas, periodistas y usuarios de Internet.

Por otra parte, dijeron en China hay aproximadamente 68 delitos punibles con la muerte, varios de ellos no violentos, y se ejecuta al año a más personas que en cualquier otro país del mundo. Las estadísticas oficiales sobre condenas a muerte y ejecuciones se consideran secreto de Estado. También se muestran preocupados por la situación del pueblo uigur de China occidental.

AI-Asturias recogerá durante el acto firmas para solicitar la liberación de Yang Chunlin, quien en marzo de 2008 fue declarado culpable de "incitar a la subversión contra el poder del Estado" y condenado a cinco años de cárcel, seguidos de dos años de privación de derechos políticos. Según la información de la que dispone la organización, los cargos contra él se deben a la campaña que, bajo el lema "Queremos derechos humanos, no Juegos Olímpicos", inició para conseguir una indemnización para los agricultores a quienes habían confiscado sus tierras y por su participación en la recogida de más de 10.000 firmas en la provincia de Heilongjiang.

Consulta aquí más noticias de Asturias.