Un sistema similar a un cajero agilizará el paso fronterizo en los aeropuertos

  • El aeropuerto de Barcelona lo estrenó en pruebas este jueves, mientras que el de Madrid lo hará la próxima semana.
  • Agilizará la entrada de los ciudadanos de la UE.
  • El sistema es una especie de cajero automático que verifica la identidad con las huellas digitales y el estudio del rostro.
El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, presentó en el aeropuerto de El Prat de Barcelona el nuevo sistema de control fronterizo.
El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, presentó en el aeropuerto de El Prat de Barcelona el nuevo sistema de control fronterizo.
TONI GARRIGA / EFE

El aeropuerto de Barcelona estrenó este jueves un nuevo sistema de control fronterizo que agiliza la entrada de los ciudadanos de la Unión Europea (UE), que podrán utilizar una especie de cajero automático que verificará su identidad con las huellas digitales y el estudio de su rostro.

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, destacó las virtudes de este sistema, que este jueves se empieza a aplicar en fase de prueba en el aeropuerto de Barcelona -la próxima semana lo hará en Barajas-, y que se pretende impulsar en el conjunto de Europa como una de las medidas prioritarias de la Presidencia Española de la Unión Europea.

Rubalcaba detalló que este sistema, que ya se aplica de forma parecida en aeropuertos de Reino Unido, Portugal o Francia, pretende hacer "más fácil la vida" en los aeropuertos, donde los ciudadanos ya se someten a varios controles de seguridad, al tiempo que supone un paso más en la consolidación del concepto de "ciudadanía europea".

De esta forma, cuando los ciudadanos de la UE lleguen al puesto fronterizo del aeropuerto de El Prat de Llobregat (Barcelona) y de Barajas podrán evitar las colas que se forman en las cabinas de control y pasar el trámite de forma más rápida y ágil ante una pantalla, muy parecida a un cajero automático.

Antes de abrir automáticamente las puertas de seguridad para permitir la entrada al viajero, la pantalla verificará la autenticidad del DNI o el pasaporte electrónicos, buscará aleatoriamente que no tenga requisitorias policiales y confirmará la identidad a través del cotejo de las huellas dactilares y de una comparación biométrica de su rostro, a partir de la foto que haya en la documentación.

Dos sistemas diferentes

En concreto, tanto en Barcelona como en Madrid se han instalado seis módulos con esclusas y puertas simples, que estarán a prueba durante seis meses para luego comprobar qué sistema funciona mejor, si las esclusas -más parecidas al sistema de cabinas actuales- o a las puertas simples -que se asemejan más a las puertas automáticas de cualquier establecimiento-.

El sistema será supervisado por agentes de la Policía Nacional y proporcionará una mayor agilidad en las gestiones, racionalidad en las labores de los agentes, efectividad y ahorro.

El control automático voluntario será válido para todos los ciudadanos de la UE, Islandia, Noruega y Suiza mayores de 18 años que cuenten con un pasaporte o DNI electrónico, y no necesitará ningún registro previo.

Cuando el viajero inserte su documento de identidad en el lector para verificar su autenticidad, también tendrá que superar una prueba con un lector de huellas dactilares y con un escáner facial al que le someterán dos cámaras, que ayudarán a efectuar la comprobación biométrica de su rostro.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento