Según informó el Instituto Armado en un comunicado, sobre las 22,30 horas del pasado día 2 de mayo, cuando la víctima se encontraba en la parcela de su propiedad, ubicada en el Camino de las Balvuenas, celebrando la comunión de su hija en compañía de unos amigos, su vecino, J.M.G.P., había pasado por el camino conduciendo un vehículo a gran velocidad.

La víctima, dada la velocidad a la que circulaba y hallarse entre los asistentes a la celebración varios menores que se encontraban jugando en las inmediaciones, le recriminó su actitud, volviendo J.M.G.P. a pasar otra vez, según el agredido, a mayor velocidad, recriminándole nuevamente su conducta.

De este modo, tras bajarse J.M.G.P. del vehículo, se inició una discusión entre ambos, momento en que, tras coger un martillo que llevaba en el interior del vehículo, comenzó a agredir a la víctima a la vez que la amenazaba de muerte, llegando a alcanzarlo en varias ocasiones, causándole lesiones en la cabeza y en el antebrazo.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.