Éstos criticaron a la Federación Granadina del Comercio por no dar una «explicación válida» para ausentarse de la reunión que ambas partes tenían previsto celebrar ayer tarde para evitar la huelga convocada en el pequeño y mediano comercio.

La patronal comunicó que «por la premura de tiempo» le era imposible asistir al encuentro, que iba a ser previo a la reunión convocada por el SERCLA para mañana. Los sindicatos denuncian la falta de una propuesta de subida salarial.