Summercase
Imagen de archivo del festival Summercase. ARCHIVO

El festival Summercase, suspendido en 2009 por la crisis y que la empresa Sinnamon organizó durante tres años en Madrid y Barcelona, tampoco se celebrará en 2010, a pesar de que se había anunciado su regreso.

Con él desaparecieron los certámenes Ola Festival, Forward Festival, Weekend Dance y Daydream; y es que la empresa, que fue propietaria de la sala Razzmatazz de Barcelona, acumuló también otras citas musicales como el itinerante e invernal Wintercase y el Creamfields en Andalucía.

Recaudación insuficiente

Sólo para las tres ediciones del Summercase consiguieron a músicos de la talla de Blondie, Arcade Fire, The Flaming Lips, New Order y Keane. La tercera y última edición del Summercase congregó a 81.000 personas entre las dos sedes, pero lo recaudado quizás no fuese suficiente para costear los gastos.

La Sala Razzmatazz, por su parte, creó hace un año la empresa Miles Away para gestionar su programación y conciertos de promoción propia, tanto en la sala como fuera de ella. Fuentes de Miles Away dijeron que la empresa no tiene nada que ver con Sinnamon, que "ha desaparecido".

Excepciones contra el ruido


Otro festival que estaba previsto que acogiese el Forum pero nunca llegó a celebrarse fue el Festín Caníbal. La cita rumbera cambió de emplazamiento en su primera edición, en 2008, un mes antes de estrenar por las restricciones horarias que impusieron desde aquel momento en el Forum de Barcelona.

El Ayuntamiento aprobó una normativa, en contra del equipo de gobierno, que restringe los horarios en Barcelona de la música al aire libre: los jueves y viernes se pueden hacer conciertos al aire libre hasta media noche, y los sábados hasta las 3.30 horas. Pero el consistorio decidió hacer cuatro excepciones: la Feria de Abril, el Primavera Sound, el Festival Summercase y La Mercè.  

Otro festival que no se hará este año en Barcelona, como consecuencia de su traslado a Madrid, es el Sonisphere. El año pasado se hizo en el Forum y este año se expande a dos días (9 y 10 de julio), se traslada a Getafe y cuenta con Rammstein y Faith No More entre sus grandes reclamos.