La declaración de Elkoro, que ha sido alcalde de Bergara, juntero de Guipúzcoa, parlamentario vasco y senador y para quien el fiscal pide 48 años de prisión por varios delitos presuntamente cometidos como presidente del Consejo de Administración de ORAIN, la editora de Egin, fue cortada por la magistrada Angela Murillo cuando explicaba los contactos que mantuvo con ETA en el año 1977.

Según dijo el acusado, que contestaba a una pregunta de su abogado Iñigo Iruin, en esa fecha él participaba en el conocido como "proceso de Xiberta" en el que varios partidos vascos trabajaban en la redacción del proyecto de Estatuto de Gernika, y añadió que fue por ese motivo por el que contactó con ETA.

En ese momento, la presidenta del tribunal le interrumpió diciéndole: "nos interesa que nos cuente esto en relación con los delitos que se le imputan, pero no nos cuente su vida".

"Es que yo quiero explicar mi relación con ETA", repuso Elkoro, a lo que la magistrada respondió dando por terminada su declaración y ordenándole volver a su sitio.

Cuando el acusado se levantó del sillón que ocupaba frente al tribunal, el resto de los procesados y el público presente en la sala prorrumpió en aplausos hacia él, momento en el que Murillo suspendió la sesión y expulsó a todos del recinto "hasta que yo les vuelva a llamar".

     NOTICIAS RELACIONADAS