La campaña, encabezada por un grupo internacional de líderes religiosos y culturales, fue lanzada el domingo por España y Turquía, ambos países objetivos de atentados de la red islamista de Al Qaeda en los que murieron centenares de personas.

La iniciativa, denominada Alianza de Civilizaciones, intenta reducir las tensiones entre Occidente y la parte musulmana del mundo, dijo Mehmet Aydyn, ministro del Gobierno turco y uno de los copresidentes del grupo.

'Hay extremistas en todas las religiones, en todas las culturas. Nuestro deber es reducir su número', declaró Aydyn a los periodistas en la reunión de tres días en la isla de Mallorca.

Aydyn, ministro turco de las comunidades en el extranjero, y copresidente junto a Federico Mayor Zaragoza, antiguo dirigente de la UNESCO, dijo que los 18 miembros del grupo multicultural presentarían un plan con medidas concretas a las Naciones Unidas en un año.

Los miembros coincidieron en señalar que era crucial dirigirse a la gente joven, incluyendo la revisión de los libros de historia para reducir 'puntos de vista deformados', dijo Zaragoza.

Dado que son los hombres los que provocan más violencia, el grupo también intentará impulsar el papel de las mujeres en la lucha contra ésta. Los medios de comunicación también serán protagonistas, en parte para ayudar a resolver los conflictos por medios pacíficos, dijo.

El arzobispo anglicano sudafricano Desmond Tutu, uno de los miembros del grupo, dijo que se iba a analizar el extremismo y que después se presentarían soluciones específicas.

'Si se va buscando una cura, hay que disponer de un buen diagnóstico. Eso es lo que vamos a hacer', dijo a Reuters.

La idea de la Alianza de las Civilizaciones fue lanzada por primera vez por el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, en un discurso ante las Naciones Unidas, y el secretario general del organismo, Kofi Annan, la respaldó en julio.

El nombre es una aparente respuesta ingeniosa a 'El Choque de las Civilizaciones', título de un influyente trabajo del profesor estadounidense Samuel Huntington, que dijo que la competencia y el conflicto eran inevitables entre culturas basadas en religiones rivales.

/Por Ian Simpson/